Los detalles en los que Diana estuvo presente en la boda del príncipe Harry y Meghan

Los ojos del mundo estuvieron puestos sobre la boda real entre la actriz estadounidense Meghan Markle y el príncipe Harry celebrada durante la mañana en la capilla de San Jorge en Windsor.

Pero en la celebración de la boda se sintió la ausencia de la madre del príncipe, Diana de Gales, la princesa de corazones querida por todos que falleció en un trágico accidente en París en 1997.

Para rendirle homenaje ella ha estado presente en la historia de amor de su hijo menor. En una entrevista que ofreció Harry en noviembre del año pasado comentó que cuando se comprometió con Meghan estaba seguro de que ella y su madre habrían sido buenas amigas.

Diana fue recordada en la boda real con las joyas que usó la novia, el príncipe Harry incluyó dos diamantes de la colección de joyas de su madre en el anillo de compromiso que le entregó a Meghan.

El anillo fue diseñado por él mismo, comentó que quería asegurarse de que su madre estuviera con ellos en “esta loca aventura que emprendemos juntos”.

Los diamantes están entre uno central que Harry adquirió en Botswana, donde comenzaron su relación y a donde viajarán a su viaje de novios.

“En días como este realmente extraño tenerla cerca y poder compartir buenas noticias, pero el anillo y con todo lo demás estoy seguro de que ella está con nosotros, saltando de un lado de un lado a otro en algún lugar”, fueron palabras de Harry en noviembre, cuando se comprometió con Meghan.

El príncipe William le regaló un anillo de compromiso de diamantes y zafiros a su esposa Catalina Middleton, actual duquesa de Cambridge, cuando le pidió matrimonio en 2010.

VER TAMBIÉN:  La trágica historia de amor de esta joven pareja que luchó contra la misma enfermedad

Otro de los detalles de la celebración de la boda en honor a Diana ha sido la presencia de sus flores favoritas, la floristería escogida por Harry y Meghan fue Philippa Craddock y decoraron la capilla con flores blancas de jardín.

Este tipo de flores, amadas por Lady Di, fueron colocadas en uno de los jardines del palacio de Kensington en la que Harry y Meghan viven en una cabaña. El espacio lo convirtieron en un jardín blanco para rendirle tributo a Diana de Gales cuando se cumplieron dos décadas de su muerte.

Los jardineros de la familia real estuvieron cultivando y preparando las flores que usaría en la iglesia Meghan.

La hermana de Diana de Gales, Lady Jane Fellowes, fue la encargada de abrir las lecturas de la ceremonia como un homenaje para la madre de Harry y William.

Fue inevitable recordar a la princesa Diana al ver el rostro de su entrañable amigo Elton John.

La participación del coro góspel encargado de la música de la ceremonia le otorgó un toque muy emotivo, sobre todo con la interpretación del tema: “Stand By Me” de Ben E. King.

La pareja de recién casados tendrá el título de “altezas reales duques de Sussex”, la reina Isabel II le otorgó al príncipe Harry este título nobiliario horas antes de que comenzara la ceremonia religiosa en la que contraería matrimonio con Meghan.

Daily Mail

Una boda inolvidable para todos que le recordó al mundo que el amor va más allá de las diferencias, comparte estos emotivos tributos para la recordada Lady Di.

VER TAMBIÉN:  Esta mujer devora un algodón de azúcar en solo 3 segundos
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!