La lujosa colección de la que Meghan Markle alardea como “herencia anticipada”

Meghan Markle, la prometida del príncipe Harry, ha sido una de las mujeres de la corona británica más criticadas en cuanto a su estilo de vida y a su marcada obsesión por mantener un outfit conforme a su situación, como futura esposa del príncipe.

Meghan es una princesa con estilo, y así lo corrobora la onerosa colección de zapatos valorada en más de 20.000 euros, que por supuesto incluyen los iconicos zapatos nude de Lady Diana, del diseñador Jimy Choo.

Ella misma había publicado en su antiguo blog de estilo de vida, The Tig, en junio de 2016, una fotografía en la que hacía notar a sus millones de seguidores la impresionante colección de zapatos, que incluía 39 pares de diseñadores, perfectamente ordenados uno al lado del otro.

Desde los Love me de Christian Louboutin de 700 euros, hasta las zapatillas Miu Miu de satén con adornos de 900 euros, sandalias Gianvito Rossi Plexi de 670 euros, hasta botines de gamuza de Jimmy Choo de 740 euros…

¡La gama de estilos es impresionante, así como su precio!

Reuniendo los 39 pares de la colección de Meghan, ésta vale miles de euros y sus amigos aseguran puede tener el triple en su propio vestuario.

Muchos diseñadores que la conocen reconocen en Meghan, como la princesa del estilo, una mujer que gusta de vestir bien y marcar su atrevida personalidad en casa accesorio que usa.

Los tacones de 500 euros de Aquazurra Matilde que los usó para el anuncio de su compromiso con Harry en 2017

Sus amigos han confesado que su obsesión por los zapatos puede ser algo enfermizo en ella. “Siempre está buscando nuevos pares, en cualquier parte del mundo que esté, ya sea para ella o para alguien que conoce, siempre tiene que comprar alguno”.

VER TAMBIÉN:  Harry y Meghan están obligados a devolver regalos valorados en casi 8 millones de euros

“Una vez me compró un par de zapatos. Ella dijo que los había visto y sabía que serían perfectos para mí, así que los compró en el acto. Está loca por los zapatos”, reveló a los medios una amiga cercana.

La fascinación de Meghan por el calzado solo se ve igualada por su obsesión por los bolsos.

En uno de sus primeros viajes oficiales con Harry, precisamente decidió llevar uno de la marca escocesa Strathberry. Así la prometida de Harry nacida en Estados Unidos declaraba su amor por el Reino Unido.

LOS INCÓNICOS TACONES NUDE DE JIMMY CHOOS

Meghan tiene una auténtica pasión por los tacones nude de Choos; por supuesto, una reminiscencia de Lady Diana, que yéndose en contra de la tendencia de la moda de esa época, se distinguió por ser la pionera en usar los tacones nude con un vestido lila, los mismos que ama Meghan.

Al igual que Diana, Meghan también es fanática de Tod´s, la marca de cuero italiana clásica, y publicó una fotografía de ella con un par de mocasines de 400 euros en julio de 2016.

¿Son estos diamantes de Cartier unA “HERENCIA ANTICIPADA” POR CASARSE CON EL PRÍNCIPE  Harry?

Meghan ha llevado estos relucientes diamantes de Cartier en tres recientes ocasiones reales, lo que lleva a muchos a especular que pueden ser un regalo previo a la boda por parte de su novio, o tal vez, los pendientes que planea usar el día de su boda (Kate, después de todo, llevaba una tiara de Cartier en su gran día).

Debutó las joyas el mes pasado, en una recepción de Invictus Games en Australia House, y las volvió a usar para dos servicios conmemorativos en Londres. Adecuadamente sombríos, con un brillo sutil, los pendientes Galanterie de Cartier fueron la elección perfecta para las ocasiones.

VER TAMBIÉN:  Maradona abre las puertas de su mansión en Dubai y deja a todos boquiabiertos

Cada perno de oro blanco de 18 quilates tiene un diamante de talla brillante de entre 0,2 y 0,4 quilates y está adherido con más diamantes. Se cree que son las joyas más caras de Meghan hasta la fecha; su precio de cinco cifras así la delatan.

Dicen que se puede decir mucho sobre una mujer por las joyas que usa. Y las joyas han jugado un papel clave en el estilo en evolución de Meghan y en su relación con Harry.

En sus primeros días, Meghan no solía llevar nada en las muñecas, el cuello o las orejas. Y aunque, lejos de llevar el estilo ostentoso de las mujeres reales, ha adquirido su estilo propio y su gusto por las joyas es un hecho también, especialmente por los anillos.

El anillo de compromiso que usa es una pieza valorada en más de 130.000 euros.

Para la fabricación del anillo, Harry compró el gran diamante central en Botswana, pero usó piedras pertenecientes a su difunta madre para las dos de cada lado.

¡Su regalo para ella: el reloj de Diana!

Después de la muerte de Diana, se les pidió a sus hijos que eligieran una de sus posesiones. William consiguió su reloj Cartier Tank Francaise de oro amarillo -un regalo de su padre- y Harry su anillo de zafiro; pero después de que el anillo terminó en el dedo de Kate, parecía que los hermanos habían cambiado de parecer.

El reloj Cartier Tank Francaise de Lady Di (izquierda), el reloj de Meghan (derecha)

Daily Mail

Según los informes, Harry planea darle a Meghan el reloj de su madre antes de la boda, pero ella ya tiene su propio Cartier Tank Française de 6.000 euros, habiéndoselo comprado ella misma en 2013.

“Lo tenía grabado en la parte posterior,” a MM de MM ” y planeo dárselo a mi hija”, dijo en 2015.

¿Qué opinas del oneroso estilo de Meghan Markle y su obsesión por los zapatos, los bolsos y ahora por las joyas? Déjanos saber tu opinión y compártelo en tus redes.

VER TAMBIÉN:  Estudios afirman que fumar aumenta el riesgo de causar pérdida auditiva en un 60%
¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!