Habla el padre de Julen: “Me maldigo. Maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí”

El padre de Julen rompe el silencio después del trágico desenlace del rescate del pequeño de dos años que cayó al interior del pozo en Totalán.

Victoria y José Roselló, los padres de Julen se enfrentan al dolor de la pérdida de su pequeño después de veinte meses de haberle dado el último adiós a Oliver, su hijo de tres años que falleció por muerte súbita.

José dijo en una entrevista: “Me maldigo. Maldigo ese día. En qué mala hora fui yo allí. Ya no volveré a ir más al campo, ni me comeré un plato de paella”.

En sus declaraciones, el padre de Julen quería agradecer a todos los que trabajaron sin descanso para salvar la vida de su hijo. Durante el rescate él pidió más recursos para localizar a Julen y se quejó ante los medios, pero en esta oportunidad quería expresar su gratitud por el valioso trabajo que hicieron.

Nos hemos sentido muy arropados; aunque el dolor no me lo quite nadie, estaré eternamente agradecido”, continuó.

Además, resaltó que él y su esposa se han emocionado con todos los mensajes de apoyo que han recibido de España y otros países del mundo.

Después del fallecimiento de su hijo Oliver en 2017 se trasladaron a una vivienda que les ofreció una tía en el barrio “El Palo” en Málaga.

“Antes vivíamos con mi familia, pero cuando nos sucedió lo de Oliver nos tuvimos que ir porque todo eran recuerdos. Y ahora igual. Entras y empiezas a ver muñecos, pelotas…Llevamos tres o cuatro días quedándonos en la casa de un amigo y solo vamos a la nuestra para dormir”.

VER TAMBIÉN:  "Orgullosa de limpiar culos": La carta de una auxiliar de enfermería se vuelve viral

Su testimonio es estremecedor: “Cierro los ojos y veo lo mismo, el pozo. Me maldigo”, fueron parte de sus palabras.

“En una oportunidad hablé para pedir más recursos para buscar a mi hijo, ahora lo hago para dar las gracias. No quiero más entrevistas. Sólo trasladar ese agradecimiento, y que no quede la queja”, aseguró José.

Asegura que él y su esposa agradecerán eternamente a la Guardia Civil, bomberos, mineros, ingenieros, operarios, psicólogos, emergencias 112, voluntarios de Protección Civil, vecinos de Totalán, “a la mujer que nos ofreció la casa, al coronel Jesús Esteban y a la subdelegada de Gobierno María Gámez, que me han escuchado, con mis quejas, mis propuestas, pero que me han dado un trato maravilloso. Y a los periodistas, que nos escucharon cuando pedíamos más medios para la búsqueda y que salvo excepciones nos han tratado bien”.

LV / EM

Julen jamás será olvidado, después de los trece días de dolor y angustia durante su agónico rescate se quedó en el corazón de millones de personas que siguen acompañando a sus padres en el dolor de su pérdida. Compartamos un mensaje de solidaridad.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!