Menos de 2 metros para llegar a Julen: Los mineros avanzan en la fase más peligrosa del rescate

Después de que los mineros de Asturias hubieran comenzado la tarde ayer la excavación manual de la galería horizontal para acceder a donde se presume que está el pequeño Julen, finalmente las autoridades han confirmado que “han alcanzado casi los dos metros, la mitad de la longitud necesaria para rescatar al menor”. 

Santiago Suárez, exdirector de la Brigada de Intervención Minera de Asturias, ha declarado que “falta otro punto crítico, que es cómo comunicar la galería con el túnel vertical perforado y llegar al sitio exacto donde se encuentra Julen”.

Después de casi 20 horas de las tareas de excavación, el operativo avanza más lento de lo previsto debido a la dureza del terreno encontrado, especialmente tras el imprevisto de las asperezas que hallaron y que les ha llevado hasta el momento a tener que hacer microvoladuras en TRES ocasiones, es decir explosiones controladas.

Los 3.8 metros de longitud total que debe alcanzar la galería es una “medida aproximada”, ya que no hay datos concretos que lo confirmen. Podría ser más, o podría ser menos.

Sin embargo, el presidente del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado Bonilla, ha explicado que la operación discurre dentro de la normalidad y ha resaltado que a pesar de la dureza extrema de las rocas, este sería un rescate “inédito, con decisiones complicadas en tiempo récord”.

Para la realización de las microvoladuras, la Brigada de Salvamento Minero de Asturias, requirió la intervención de la Guardia Civil.

Este grupo de técnicos que operan sin parar y “hasta que el cuerpo aguante”, está formado en total por 26 efectivos: 8 miembros de la Brigada de Salvamento Minero, 10 guardias civiles y 8 bomberos del Consorcio.

Los mineros, que descienden en parejas en turnos de 40 minutos, cavan la galería horizontal desde la ventana abierta en uno de los tubos, con palas y martillos neumáticos de aire comprimido.

Van con mascarillas, detectores de oxígeno y están en contacto con el operativo vía telefónica.

La cápsula utilizada fue diseñada especialmente para este operativo por herreros malagueños tras noches enteras de trabajo en bocetos, que dieron como resultado este grandioso vehículo de rescate que soporta hasta 2700 kilos.

Esta es la parte más peligrosa de todo el proceso de rescate… Y todo el mundo se mantiene en vilo a la espera que culmine el trabajo de estos héroes.

Los mineros harán una abertura pequeña para introducir una minicámara para que desde fuera se pueda identificar en qué punto exacto se encuentra el pequeño.

Por su parte, los padres de Julen han llegado a un estado de estrés máximo. Sin embargo, han sentido el calor de toda la comunidad tras una vigilia de apoyo que se organizó.

En esta madrugada, se abrazaban mientras esperan con ansias a que los mineros lleguen hasta donde está su hijo.

Este es el grupo de los 8 mineros dirigidos por Sergio Tuñón y Antonio Ortega. Los seis especialistas son: Maudilio Suárez, Lázaro Alves Gutiérrez, José Antonio Huerta, Jesús Fernández Prado, Rubén García Ares y Adrián Villaroel.

EP / Twitter

Además, en el operativo han colaborado cientos de operarios, 50 agentes de la Guardia Civil, 40 bomberos, 30 profesionales de Protección Civil, 112 y Grupo de Emergencias de Andalucía, 80 voluntarios de Protección Civil; así como un equipo de 18 psicólogas que atienden las 24 horas a la familia de Julen.

Un vídeo publicado por la Guardia Civil revela la magnitud de este rescate:

“Ningún minero se queda en la mina y Julen es nuestro minero”, es el lema de este equipo de héroes que se juegan la vida.

Esperamos en pocas horas poder tener buenas noticias y que finalmente el pequeño Julen salga en brazos de los mineros. Comparte estos avances en tus redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!