La hazaña de 2 policías salva a una niña de 14 meses de morir asfixiada

Los policías trabajan para servir a los ciudadanos velando por su bienestar y protegiéndolos del peligro. En esta oportunidad se difundió la hazaña de dos agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Lucena-Cabra en Córdoba, España que salvó a una bebé de 14 meses de un desenlace fatal.

Eran las seis de la tarde del pasado 18 de enero cuando ambos estaban patrullando por Lucena, exactamente en la carretera de Cabra a la altura de un supermercado cuando los interceptó un coche.

Era el vehículo donde trasladaban a la menor, tenía las luces de emergencia encendidas y adelantaba con rapidez a la patrulla policial, reclamaban a gritos a los policías pidiendo auxilio.

Su hija de 14 meses tenía los ojos cerrados y no respondía a ningún estímulo, había perdido el conocimiento. Era una situación realmente alarmante y los padres estaban inmersos en el pánico y la desesperación.

Se bajaron del auto con la bebé en sus brazos y los agentes de inmediato le practicaron un masaje cardíaco y la maniobra de Heimlich ante la posibilidad de que tuviera las vías respiratorias obstruidas.

Colocaron a la niña en posición de seguridad, golpearon sus escápulas y expulsó flemas, con un ronquido reaccionó desde entonces respiró levemente.

Finalmente recuperó los signos vitales mientras la trasladaban a un hospital para que recibiera atención médica, finalmente lograron estabilizarla y logró sobrevivir a lo que pudo acabar con su vida.

La Policía resaltó que la oportuna actuación de los agentes salvó la vida de la bebé. La niña recibió el alta médica ese mismo día después de pasar varias horas ingresada en el hospital.

“Fue emocionante ver su pecho moverse de nuevo”, dijo uno de los agentes que participó en el rescate.

Azahara López y Antonio Pacheco fueron los héroes que asistieron a la menor.

Nos pedían a gritos que llevásemos a la bebé al hospital, nos decían que no podía respirar”, relató Antonio quien comentó que el cuerpo de la niña tenía signos de asfixia, y tenían que actuar de inmediato.

A pesar de que estaban muy nerviosos reaccionaron asertivamente, “le dimos la vuelta a la niña y comenzamos a hacerle un masaje cardíaco mientras tratábamos de calmar a los padres y esperamos que llegara el personal médico, fue todo muy rápido”, dijo Azahara.

Minutos después se incorporaron otros compañeros que participaron en este operativo que terminó con éxito.

La niña fue atendida durante veinte minutos en la ambulancia para estabilizar su corazón y sus signos vitales, hasta que fue traslada al Hospital Infanta Margarita de Cabra para someterla a estudios más exhaustivos.

EM

Los padres de la menor están muy agradecidos con los agentes que le devolvieron la vida a su hija. Comparte esta noticia en tus redes.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!