John, Keri y Alyssa Altobelli también murieron en el trágico accidente junto a Kobe Bryant

El accidente de helicóptero en Calabasas (California), que acabó con la vida de la estrella del baloncesto, Kobe Bryant y su hija Gianna, ha estremecido al mundo entero. Otras 7 personas fallecieron también, y muy poco se ha hablado de ellas: víctimas también con familias destrozadas que han dejado atrás, y que lloran amargamente su partida.

El helicóptero se estrelló en Calabasas, a unos 50 km al noroeste del centro de Los Ángeles.

Entre las víctimas se encuentra John Altobelli, un prestigioso entrenador de béisbol del Orange Coast College (OCC), de 56 años de edad; su esposa Keri, de 46; y su hija Alyssa, de 13.

Keri (izquierda), Alyssa (derecha), John (junto a Alyssa)

El pasado domingo, todos viajaban a Thousand Oaks, para un partido de baloncesto, donde se esperaba que Gianna jugara y que su padre fuera el entrenador.

Gianna y Alyssa eran compañeras de equipo en la Academia Mamba y John volaba continuamente junto a su hija, a pesar de sus diversas ocupaciones, para apoyarla.

La noticia de la repentina partida de los padres y la pequeña a la vez, ha empañado de tragedia tanto al equipo de béisbol que dirigía John, como a toda la comunidad de Costa Mesa, en California. Especialmente porque les sobreviven JJ, el hijo del primer matrimonio de John, de 29 años; y Alexi, de 16, la hermana mayor de Alyssa. Todos vivían bajo el calor de un hogar feliz, pero de pronto a JJ y a Alexi les han arrebatado todo.

El miembro más afectado de la familia en relación a la muerte de John, ha sido Tony Altobelli, su hermano, quien ha declarado: “La gente lo veía en el campo de béisbol como un tipo rudo y duro, pero su otro lado es que era una de las personas más sinceras que conocerás en tu vida. Se preocupaba por sus jugadores, por sus almas».

«Estoy insensible en este momento, estoy entumecido, estoy roto, lo voy a extrañar terriblemente. Era mi hermano, era mi ídolo cuando crecí y también mi ídolo cuando me hice un adulto», confesó entre lágrimas.

El director de atletismo de OCC, dijo que no tiene palabras para describir lo que era John, «trató a todos como a una familia y su impacto perdurará para siempre”.

Todos los llamaban el entrenador “Alto”, como una abreviación de su apellido. Se estaba preparando para dirigir al equipo Los Piratas, en su 28° año consecutivo, a quienes ayudó a liderar el campeonato estatal de béisbol el año pasado.

Acumuló más de 700 victorias y en el 2019 fue nombrado el Entrenador Nacional del Año

Cuando Los Piratas se reunieron en Wendell Pickens Field para comenzar su temporada 2020 el martes, faltaba un miembro muy importante del equipo: el entrenador John Altobelli.

Así que en lugar de que el evento se convirtiera en un verdadero drama, en su lugar decidieron rendirle el más emotivo homenaje.

En una pancarta sobre el campo de juego se podía leer: » La casa que construyó el alto»

Todos los miembros del equipo, con el número de John, el 14, y los fanáticos en las gradas guardaron un momento de silencio antes del primer lanzamiento para honrar a su entrenador caído.

¡Imposible contener las lágrimas!

Se creó una página de GoFundMe, titulada «Pirata para siempre», para recaudar fondos para el funeral de John, Keri y Alyssa; y también para ayudar en algo a los hermanos huérfanos.

«Necesitan terminar la escuela secundaria, ir a la universidad y planear una vida juntos para crear su propia familia algún día», se lee en la petición.

«Alto fue un hombre que enseñó a miles de niños, lo que significa ser un hombre. Me dirigí a él como papá y él respondía como si yo fuera su hijo. La relación siempre se sintió especial, incluso mucho después de que me convertí en ese hombre que él ayudó a moldear», dice uno de los jugadores que creó la  iniciativa en GoFundMe.

«Esta noche mi corazón está roto por su hija e hijo sobrevivientes. Vivirán sin su hermana, papá, madre y madrastra. Como padre de dos hijas, esto es inimaginable. A esta familia le faltan 3 esta noche, una brecha y pérdida que nunca se puede llenar», agregó.

La respuesta de las redes no tardó en llegar ante el drama que viven estos hermanos:

«Si los 2 niños que quedan necesitan un hogar cálido y amable, el mío está disponible. Los recibo con brazos cálidos y amorosos, así como con un corazón cálido y amoroso», escribió una persona.

Sammy Doucette, la entrenadora de baloncesto femenino de OCC, entrenó también a Alyssa en Mamba, el centro de baloncesto de Kobe, y quiso recordar a todos algo que jamás olvidará de la pequeña:

«Ella siempre sonreía»

Mientras que el propio Kobe Bryant compartió hace un par de meses un video de Alyssa y Gianna: «Odio ver a mis chicas jugar una contra la otra. Esta es una GRAN defensa de nuestra mamba Alyssa Altobelli y mi Mambacita (Gianna)», escribió junto al video que ahora emociona a millones de personas:

Comparte esta triste historia que nos parte el alma. Seguramente, desde allá arriba John, Keri y Alyssa enviarán toda la fuerza que JJ y Alexi necesitan. No hay palabras para describir tanto dolor, compartamos con ellos un mensaje de solidaridad con el hashtag #foreverapirate ¡Ellos lo agradecerán!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!