Revelan el audio de las últimas comunicaciones del piloto de Kobe Bryant antes de estrellarse

Tras el trágico accidente aéreo en Calabasas, California, que cobró la vida de 9 personas, entre las que estaba la leyenda de la NBA, Kobe Bryant y su hija Gigi, de 13 años, ha salido a la luz el audio de las últimas comunicaciones entre el piloto Ara Zobayan, y los controladores de tráfico aéreo.

La primera hipótesis que se barajó sobre la causa del accidente fue la «falta de visibilidad por la niebla”.

Se ha dado a conocer que Zobayan recibió una autorización especial para volar en condiciones de niebla consideradas «peligrosas», llamada SVFR (Reglas Especiales de Vuelo Visual, por sus siglas en inglés).

Bajo una autorización SVFR, los pilotos pueden volar en condiciones climáticas peores que las permitidas para las reglas de vuelo visual (VFR). Sólo se emiten cuando los techos de nubes están por debajo de 300 metros sobre el nivel del suelo. Volar tan bajo al suelo puede ser muy desorientador y arriesgado, especialmente cuando hay problemas de visibilidad, como en este caso.

Se ha difundido la conversación exacta que tuvo lugar entre el piloto y Control de Tráfico Aéreo (ATC), lo que podría dar luz a las autoridades para investigar a fondo sobre los motivos del accidente.

«¿Torre, podemos seguir y comenzar a girar hacia el suroeste?», dice el piloto. «Helicóptero, 72EX, aprobado. Se dirige hacia condiciones de visibilidad aptas?», fue la categórica pregunta desde ATC.

De pronto se dan cuenta que han perdido la comunicación con el piloto, debido a la mala señal y a la poca altitud. Enseguida le advierten: «Está siguiendo un código 1200, ¿entonces está solicitando seguir con el vuelo?»

Cuando ven a la aeronave descender, preguntan:

«¿Nos puede decir cuáles son sus intenciones? Está volando muy bajo para seguir ahora mismo».

Finalmente, se pierde toda comunicación y tiene lugar la fatídica tragedia: se estrella contra una zona montañosa de Las Vírgenes Road en Calabasas, California.

Este es el impactante audio (subtitulado en español) que revela segundo a segundo la comunicación del piloto con Control de Tráfico Aéreo:

El helicóptero salió de Santa Ana en el Condado de Orange poco después de las 9 a.m. Las condiciones no eran adecuadas para volar, según la policía de Los Ángeles. El piloto volaba bajo las reglas de vuelo visual (VFR), lo que significa que confiaba en su capacidad para poder visualizar el terreno.

Alrededor de las 9.20 a.m., el helicóptero dio vueltas durante unos 15 minutos al este de la Interestatal 5, cerca de Glendale, según los informes.

Zobayan podría haber contactado con la torre de control y haber solicitado cambiar las reglas de vuelo por instrumentos (IFR), lo que le habría permitido navegar a través de las nubes.

Pero la aeronave continuó bajo VFR y alrededor de las 9.44 a.m., giró hacia el sureste y subió a más de 600 metros, en lo que parecía ser un intento de poner algo de espacio entre el helicóptero y el terreno. Luego descendió para finalmente estrellarse contra la ladera a unos 400 metros, según los informes policiales.

Estaban a solo 27 km de su destino cuando ocurrió el lamentable accidente

Josh Rubenstein, vocero de la policía, dijo: “La niebla era suficiente como para no volar”.

El helicóptero fue identificado como un Sikorsky S-76 fabricado en 1991

John Altobelli, de 56 años, su esposa, Keri, y su hija Alyssa, Christina Mauser, la entrenadora de baloncesto femenino, Sarah Chester y su hija Payton, se suman a la trágica muerte de los 9 pasajeros que viajaban en el helicóptero, junto a Kobe Bryant y su hija Gigi.

Quedan muchos interrogantes por resolver ante el dolor de los familiares de las 9 víctimas que de la noche a la mañana les arrebataron a quienes más amaban en esta vida. Les queda mirar hacia adelante con la esperanza de seguir su legado y encontrar la fortaleza que tanto necesitan. ¡Comparte esta noticia!