Pierde la vida por permanecer 10 días sin descansar dedicado a luchar contra el coronavirus

La epidemia del coronavirus no ha hecho más que generar una gran preocupación en personas del mundo entero. Sin embargo, es en este tipo de crisis donde los pequeños héroes anónimos demuestran que son capaces de hacer cualquier cosa por ayudar a los demás.

Song perdió la vida con apenas 28 años de edad.

Song Yingjie era un dedicado profesional de la salud que perdió la vida una manera verdaderamente inesperada. El joven farmacéutico no dudó en dar lo mejor de . Trabajó tanto para ayudar a frenar el coronavirus que sufrió un paro cardíaco por agotamiento.

“Siempre fue así. En la casa ayudaba con las tareas domésticas y en el trabajo se ganaba la confianza de sus jefes. Era muy trabajador”.

Song decidió trabajar largos turnos para ayudar a detener la peligrosa epidemia. Su labor se centraba en verificar las temperaturas de los pasajeros en diferentes peajes de autopista.

Esta medida resulta fundamental para detectar los primeros síntomas y evitar que personas sospechosas de llevar el virus viajen antes de realizarse un chequeo médico completo.

“Esta noticia ha sido devastadora para nuestra familia”.

Su hermana fue diagnosticada con coronavirus y todavía permanece en cuarentena en Wuhan. Esto se convirtió en una fuente de inspiración para ayudar a que todo su país recobrara la normalidad.

Por desgracia, el joven nunca se detuvo a descansar y esto fue deteriorando cada vez más su salud.

Cuando no estaba trabajando en los peajes, Song ayudaba a distribuir los suministros médicos en varias instalaciones.

Los informes aseguran que tomó exigentes turnos desde las 4:00 pm hasta la medianoche y esto lo repitió a lo largo de 10 días seguidos.

El 03 de febrero llevó a varios de sus colegas hasta sus casas y luego se dirigió a su habitación para descansar. Horas después lo encontraron sin vida. Todo apunta a que se encontraba demasiado agotado.

“Mi hija está en cuarentena y mi hijo perdió la vida. Siento mucho miedo. Tengo el corazón roto”.

Las cifras de personas que fallecen ante el peligroso virus son cada vez más altas. Las autoridades de China y de los países cercanos han tomado fuertes medidas para evitar que se siga propagando pero ya se han confirmado casos hasta en los Estados Unidos.

Esperamos que esta epidemia se controle cuanto antes para que nadie más pierda la vida.

Comparte esta noticia para honrar la memoria del trabajador farmacéutico que dedicó su vida a ayudar a los demás.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!