Nace el primer bebé sano de una paciente de coronavirus y los aíslan en una habitación

Este martes, Evelyn Yamileth, una paciente diagnosticada con coronavirus, dio a luz a su hija en el Hospital Sant Pau de Barcelona.

La bebé, llamada Daniela, está en buen estado de salud, no presenta síntomas y la someterán a la prueba diagnóstica de COVID-19 como medida de preocupación mientras la mantienen bajo estricta vigilancia médica.

La madre permanece con la bebé en una habitación aislada del resto de la planta de maternidad del hospital en compañía del padre de la menor.

El nacimiento de Daniela se convierte en el primer caso de un bebé que nace sano de una madre con coronavirus en Cataluña.

Evelyn fue sometida a una cesárea, que según explicó el personal del hospital, no estuvo asociada al coronavirus sino a complicaciones obstétricas que impidieron el nacimiento a través de un parto natural.

Tras dar a luz, la madre pudo coger a su hija en sus brazos usando una mascarilla, además está amamantando, aunque previamente desinfecta sus manos y sus pezones pera prevenir que la bebé sea contagiada.

Evelyn presenta síntomas leves de coronavirus y recibía tratamiento médico domiciliario, fue ingresada en el hospital para dar a luz a su bebé, pero no por su diagnóstico.

Si en las próximas 48 horas, ni la madre ni la bebé sufren ninguna complicación, recibirán el alta médica y podrán irse a su casa, donde recibirán seguimiento médico y estarán obligados a seguir las medidas de seguridad para disminuir al máximo el riesgo de la propagación del virus.

La joven madre aseguró que se encuentra muy feliz ya que ingresó al hospital muy nerviosa y preocupada por las consecuencias que pudiera tener el coronavirus en la salud de su bebé. Aunque comentó que los médicos la instaron a mantener la calma ante sus temores.

Según el presidente de la Societat Catalana de Obstetricia y Ginecología de la Academia de Ciencias Médicas de Cataluña, Oriol Porta, el protocolo para las mujeres con positivo a punto de dar a luz parte de la idea de que el virus no se transmita verticalmente, de la madre al feto. Resaltan que sí puede producirse un contagio horizontal.

El coronavirus es un virus nuevo, así que hay poca información sobre sus consecuencias. Pero según los casos registrados, las consecuencias que sufren los recién nacidos, hijos de mujeres contagiadas, son nulas o muy leves.

Según la información de estudios realizados en China, se permite que la madre esté en contacto con el bebé extremando las previsiones, especialmente en la práctica de “contacto piel con piel” y la lactancia materna.

“Como se sabe que la lactancia tiene muchos beneficios y en ausencia de la evidencia de que sea perjudicial, pues extremando las medidas de precaución se ofrece a la madre la opción de darle pecho”, explicó el médico, Oriol Porta.

La madre deberá permanecer en cuarentena en casa, y la familia completa con la que convive deberá estar en confinamiento.

Así que los familiares y amigos de Evelyn tendrán que esperar que se controle la emergencia sanitaria en España para conocer a Daniela.

En los próximos días serán sometidos a las pruebas presenciales o telefónicas que el resto de las pacientes en su situación y sus bebés. Además, facilitarán test, como por ejemplo el de la prueba del talón que le realizarán en casa con el servicio de personal sanitario a domicilio.

El pasado 18 de marzo nació en España el primer bebé de una paciente contagiada de coronavirus en un hospital de Vigo, Galicia.

En Canarias también nació un bebé de una paciente contagiada a las 32 semanas en un parto inducido por el cuadro médico de la madre, quien permanecía ingresada en el hospital por las complicaciones del COVID-19.

Comparte esta esperanzadora noticia en tus redes con un mensaje de ánimo para los que luchan contra esta dura batalla en España y el mundo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!