La advertencia de un médico que dejó a su hijo con cáncer para salvar a pacientes con COVID-19

Nick Dennison es uno de los muchos héroes con bata que en este momento están enfrentándose a la dura la batalla contra el coronavirus.

Este trabajador del Servicio Nacional de Salud en Reino Unido forma parte del equipo de médicos que combaten en primera línea el virus mortal, y mientras él lucha por salvar la vida de los infectados ha tenido que renunciar a la suya propia.

Dennison trabaja en el Hospital Frimley Park en Surrey, Inglaterra, y hace unas semanas debió tomar la decisión más difícil de su vida: abandonar su casa y a su pequeño hijo enfermo de cáncer para tratar a los pacientes más graves del país.

Como muchos otros miembros del personal de salud en diversos países, Dennison debió tomar la difícil decisión para no exponer a sus seres amados a la peligrosa infección.

Este es sólo uno de los sacrificios que estos guerreros tienen que hacer para luchar contra el Covid-19.

La historia de esté doctor conmovió a todos esta semana, después de que el Sr. Dennison hiciera un emotiva publicación de Facebook.

“Mi hijo cumplió tres años la semana pasada y tiene seis semanas en un programa de quimioterapia de tres años para el linfoma. 

Este virus es una gran amenaza para su vida y como voy a estar expuesto esta semana haciendo mi trabajo, ya no puedo vivir en casa”, escribió.

La publicación de este padre se ha compartido más de 85.000 veces y unas 12.000 han comentado su situación.

El hombre también reveló que en un par de semanas se mudará a una casa rodante cerca de su propiedad pero no podrá estar en contacto con su familia, por al menos 6 meses.

De igual forma, el doctor puso en perspectiva sus esperanzas acerca del futuro de su pequeño y el futuro de los desconocidos que ahora lucha por salvar.

“He tenido que tomar la difícil decisión: hacer mi trabajo y salvar vidas de personas que no conozco, o estar con mi hijo mientras lucha contra el cáncer.

Con suerte, Alfie sobrevivirá a su cáncer y quimioterapia, pero muchas personas morirán de gripe.

Mi corazón está roto al tomar esta decisión, pero elijo salvar la vida de extraños y dejarlo al cuidado de mi bella esposa y familia”, escribió.

Este profesional se destaca como anestesista consultor pero debido al colapso del sistema de salud provocado por la pandemia, esta semana ha tenido que reemplazar a los médicos de la unidad de cuidados intensivos.

Dennison hizo un llamado a las personas que no están acatando el aislamiento social y explicó que el sistema de salud no se dará abasto para atender la emergencia. En su hospital hay sólo 12 respiradores y estos ya están ocupados con pacientes con Covid-19.

Los pacientes con complicaciones más graves son los que reciben anestesia y son puestos en las máquinas de soporte vital pero estas no se dan abasto.

“Cada paciente necesitará más de 10 días con un ventilador y luego puede necesitar una traqueotomía temporal para sacarlos del ventilador”.

La publicación de este doctor finalizó con una breve reflexión sobre lo rápido que se propaga el virus y una advertencia sobre su mortalidad.

“Parece que el mensaje de salud pública no se está transmitiendo. Déjenme ser claro. Mucha gente va a morir. Principalmente tendrán más de 70 años, pero sin duda, los de 30 a 40 años también morirán”, escribió.

Leer las palabras de este doctor es ver la realidad en primera línea y debería de servir para concientizar a más de una persona.

Los profesionales de la salud están renunciando a su propia vida para salvar la de otros pero es responsabilidad de todos cumplir con el aislamiento social para no darle mayor ventaja a este virus.

Detener la propagación del coronavirus es responsabilidad de todos ¡Comparte este testimonio y ayuda a despertar consciencia! 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!