Lo que hicieron con todas las flores de la boda real conmueve a miles de personas

La boda real de Meghan y Harry, los ahora Duques de Sussex, ha estado repleta de emotivos momentos, que han conmovido enormemente a los presentes. Y un singular detalle en el que usualmente las novias ponen especial ilusión son las flores que se utilizan en la ceremonia religiosa, así como las que componen el ramo de la novia. Pero no muchas novias piensan en el destino de todas las flores.

Lo común es que terminen marchitándose, sin darle mayor utilidad. Pero en esta boda, en la que se ha contemplado hasta el mínimo detalle, no fue así. Meghan y Harry han desconcertado con un sublime acto de solidaridad, destinando las flores de la boda a una residencia de mayores para que se confeccionen ramos para todos los pacientes del lugar.

El pasado sábado la Capilla de St George, en el Castillo de Windsor, lució espectacular para la boda de Meghan Markle y el Príncipe Harry. Y lo que por supuesto le dio un encanto especialmente elegante y a la vez sencillo fue la decoración con las hermosas flores que hacían brillar al imponente castillo.

Una vez terminada la ceremonia y la recepción, las flores fueron enviadas al “St. Joseph’s Hospice“, en Londres.

El centro publicó en su página de Facebook la emoción que sintieron con el regalo recibido por parte de los Duques de Sussex, junto a una imagen de una anciana visiblemente feliz, con los brazos llenos de flores:

“Hoy recibimos una entrega muy especial. Hermosos ramos de flores de la #bodareal que les dimos a nuestros pacientes. Muchas gracias a Harry, Meghan y a la florista Philippa Craddock. Nuestra residencia huele y se ve preciosa. Un gesto encantador”, fue la publicación del centro de mayores.

Today we got a very special delivery. Beautiful bouquets made from the #royalwedding flowers which we gave to our…

Publiée par St Joseph's Hospice sur dimanche 20 mai 2018

Las flores tenían un especial significado para la pareja, que las eligieron porque tenían una gran carga sentimental detrás. Harry, que siempre había estado cerca de su difunta madre, la princesa Diana, quería asegurarse de que la boda reflejara partes de su vida.

VER TAMBIÉN:  Las invitadas mejor vestidas a la recepción nocturna de la boda real de Meghan y Harry

Así que como tributo especial a Lady Di, Harry eligió flores blancas de los jardines de palacio, que eran las favoritas de Diana. Al mismo tiempo, el ramo de Meghan también tenía un significado especial. El ramo estuvo lleno de Forget-Me-Nots (la flor favorita de la princesa Diana), guisantes perfumados, lirios del valle, astilbe, jazmín, astrantia y ramitas de mirto; estas últimas simbolizan la esperanza y el amor.

Las flores escogidas por Harry en los jardines del Palacio de Kensington fueron cultivadas de forma natural para que estuvieran perfectamente florecidas para el 19 de mayo, por Philippa Craddock. Los arreglos de la boda también incluyeron ramas de haya, abedul y carpe, así como dedaleras y peonías.

“Estoy emocionada y me siento muy honrada de haber sido elegida por el Príncipe Harry y Meghan Markle para crear y diseñar sus flores de boda. Trabajar con ellos ha sido un placer absoluto. El proceso ha sido altamente colaborativo, fluido, creativo y divertido”, dijo Craddock.

St. Jospeh´s Hospice

Es realmente increíble que hayan pensado hasta en ese detalle de no dejar olvidadas las flores de la boda, y que además se hayan destinado a tan buen fin: alegrar la vida de pacientes ancianos, un gesto digno de aplaudir. ¡Bendiciones y larga vida para los Duques de Sussex!

Comparte el maravilloso gesto de Meghan y Harry al entregar las flores de la boda real en las mejores manos. Un gesto que la vida les devolverá con creces.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!