Lucha por sobrevivir al COVID-19 y alerta desde el hospital a los que «se creen invencibles»

Medidas contra el COVID-19 como lavarnos las manos y mantenernos en cuarentena han demostrado dar importantes resultados para disminuir la curva de contagios en el todo el mundo.

Lamentablemente, hay muchas personas que se niegan a cumplir con las medidas de aislamiento o sienten la necesidad de salir a hacer compras nerviosas.

Se estima que hay al menos 450 mil casos confirmados de coronavirus en el mundo.

Otros, especialmente los jóvenes, se sienten un poco más seguros por saber que no son del grupo de edad que está mayor riesgo. Un padre que estuvo a punto de perder la vida, tiene un mensaje para todos ellos.

“Para todos los que se creen invencibles, los que piensan que pueden tener síntomas leves o que ya tuvieron el coronavirus y que todo estará bien… No sean idiotas”.

El primero de marzo, Matt Dockray comenzó a presentar algunos síntomas pero decidió no darle mucha importancia.

Al principio se trataba de una simple tos, pero un par de días después estaba tan débil que no podía levantarse de la cama y ya sentía mucha dificultad para respirar.

Matt contrajo la enfermedad con 39 años de edad.

Su familia no hacía más que preocuparse, pero él decidió hacer oídos sordos a todos sus consejos. Pensó que era un hombre fuerte y que como no tenía ningún antecedente de salud, todo pasaría en muy poco tiempo.

“Cada día seguía sintiéndome peor, pero me hice el héroe y los ignoré a todos” recuerda Matt.

Las cosas se salieron de control y finalmente una ambulancia llevó a Matt al hospital. Allí quedó en shock al ver que los médicos se acercaban a él utilizando trajes de protección y explicándole que tenía una caso muy grave de coronavirus. Habían serias probabilidades de que no lograra sobrevivir.

“Ahora estoy en la Unidad de Cuidados Intensivos. Hubo un momento en donde sólo tenía una pequeña ventana para sobrevivir” afirmó Matt.

Por suerte, su situación comenzó a mantenerse estable. Todavía no está del todo bien pero al menos ya no necesita de la ayuda de un respirador. En medio de estos momentos tan difíciles, Matt decidió enviar un mensaje a todas aquellas personas que como él no entendían la gravedad del asunto.

“Esto es para todos aquellos que necesitan una patada en el trasero: dejen de hacer compras nerviosas, dejen de arriesgar a sus seres queridos. Acaten la cuarentena”.

Esperamos que Matt siga recuperándose y que su dura experiencia se convierta en el llamado de alerta que muchos necesitan. Todos podemos aportar nuestro granito de arena tomando medidas como el aislamiento y estando atentos para reconocer cualquier síntoma.

No te vayas sin compartir las palabras de Matt. Hay muchas personas en el mundo que necesitan comprender la gravedad del coronavirus.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!