Los padres de Julen se enfrentan a otra tragedia al perder al bebé que esperaban

Vicky y José Roselló, los padres de Julen, han sufrido el dolor de despedir a un hijo tres veces. El destino los ha sorprendido con tragedias que han dejado su corazón devastado para siempre.

En el año 2017 perdieron a Oliver, su hijo de tres años falleció de un infarto mientras se encontraban en la playa a causa de muerte súbita.

En ese entonces Julen estaba recién nacido, poco después el pequeño de 2 años sufriría un incidente que dejó al país entero con el alma en vilo. Se precipitó al interior de un pozo en una finca en Totalán, Málaga y desde entonces se desplegó un operativo de rescate sin precedentes en el lugar donde la familia compartía una comida.

Lamentablemente, 13 días después se cumplió el peor presagio, el pequeño Julen fue hallado sin vida en el interior del pozo de 25 centímetros de diámetro y 71 metros de profundidad.

Un año después de la muerte de Julen, sus padres perdieron a su tercer hijo.

En agosto del mes pasado, Vicky anunció ante los medios de comunicación que estaba embarazada, pero recientemente, Toñi Prieto en el conocido programa de Antena 3, “Espejo Público”, confirmó que ya no estaba en gestación.

“Hace unos meses Vicky nos comentó que estaba embarazada, pero ya no es así”, dijo la productora Toñi Prieto.

La triste noticia causó conmoción, llegó pocos días después de que se diera a conocer el acuerdo establecido entre los padres de Julen y el dueño del pozo.

David Serrano aceptó ser condenado a un año de prisión y pagarles a Vicky y José, los padres de Julen una indemnización de 180.000 euros.

Asimismo, deberá asumir el cargo de los costes en los que tuvo que incurrir la Junta de Andalucía por la operación de rescate hecha en la finca de su propiedad que ascendió a un monto de 664.000 euros.

Los padres de Julen decidieron aceptar el acuerdo propuesto para dejar atrás el procedimiento jurídico tan doloroso para ellos. Esa medida anula el juicio que se celebraría contra el propietario de la finca en la que sucedió el trágico accidente.

David Serrano era acusado por la fiscalía por homicidio por conducta imprudente y la acusación particular definía su actuación como una “conducta de extremada imprudencia”.

Después de conocer que la familia vive otro episodio doloroso, miles de personas manifiestan sus condolencias con muestras de apoyo y cariño para Vicky y José. Compartamos un mensaje de consuelo.