Alertan sobre una nueva consecuencia del COVID-19 que produce síntomas graves en los niños

Cuando comenzó la propagación de la pandemia por coronavirus que afecta a más de 3 millones de pacientes en todo el mundo surgió la teoría de que los niños tenían muy poco riesgo de ser infectados.

Después de conocer las estadísticas de los contagiados, se comprobó que los menores son tan vulnerables como los adultos a contraer COVID-19. Aunque la mayoría presenta síntomas más leves que los de aquellos con patologías subyacentes, diabéticos y mayores de 65 años.

Se han conocido muchos casos de menores que incluso han necesitado ser ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos tras sufrir complicaciones asociadas al coronavirus.

Ahora los expertos advierten sobre el riesgo de que los niños con coronavirus presenten un cuatro inflamatorio asociado a dos síndromes: el de Kawasaki y shock tóxico.

En varios hospitales de España, Reino Unido, Bélgica, Italia y Francia, varios niños y adolescentes en estado grave por coronavirus, presentan un cuadro inflamatorio como el de esos dos síndromes.

La Sociedad Española de Pediatría resalta que la población no debe alarmarse, porque son casos excepcionales, aunque advierten a los pediatras, sobre todo a los que trabajan en atención primaria, a reconocer los síntomas.

Los niños pueden presentar dolores abdominales inusuales, con vómitos y diarreas que en pocas horas evolucionan a taquicardia, hipotensión y fiebre.

Además, pueden presentar erupciones cutáneas y apariencia del Síndrome de Kawasaki y el shock tóxico.

Principalmente, la complicación que sufren los niños con coronavirus es la inflamación de los vasos sanguíneos.

El pasado fin de semana, recibieron en el Hospital Vall d’Hebron en Barcelona, a un niño en estado muy grave por coronavirus y a otro en el Hospital Sant Pau.

En hospitales infantiles de otras ciudades de España también se han registrado casos similares.

En general, asocian con el coronavirus, aunque el resultado de la prueba diagnóstica sea positivo o negativo, una inflamación de los vasos sanguíneos.

En los niños, el COVID-19 no solamente afecta los pulmones, sino que también puede dañar los intestinos, causando una isquemia y una miocarditis que puede tener como consecuencia un infarto.

Carlos Rodrigo director clínico de Pediatría en el hospital Germans Trias de Badalona, dijo: “El COVID-19, ha causado en los adultos complicaciones graves muy distintas, pero hasta el momento no habíamos visto casi consecuencias en los niños. Estas son las primeras manifestaciones de la grave situación, el virus produce en los niños procesos inflamatorios importantes, tal como ocurre en los pulmones de los pacientes adultos infectados.

“Se presume que se debe a una suma de acciones de virus, bacterias, tóxicos y predisposición a que producen una super reacción inmunitaria”, dijo el doctor Rodrigo.

El proceso inflamatorio que sufren los niños afecta a todo el organismo y principalmente al corazón.

La semejanza de los síntomas con los del Síndrome de Kawasaki y el shock tóxico, permiten que los médicos sepan cómo tratar los síntomas.

En Europa están estudiando de pacientes que a veces dan positivo a las pruebas diagnósticas de coronavirus y otras dan negativo.

Las muestras para la prueba PCR se extraen de la nariz y la faringe, en esas áreas los niños no parecen guardar virus.

Mientras que las pruebas serológicas para diagnosticar coronavirus siguen siendo muy dudosas, hasta el momento tratan a los niños con síntomas asumiendo que son positivos a COVID-19.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, alertó en la rueda de prensa que ofrece diariamente, que no hay suficiente información sobre la relación en estos síndromes que advirtió el National Health Service el pasado lunes.

A través de un comunicado, los pediatras resaltan que la mayoría de las veces el coronavirus cursa de manera muy leve en niños. Sin embargo, instan a los padres a reconocer los síntomas, señalan entre los más comunes la fiebre alta y manchas en la piel.

Comparte esta importante información en las redes, cada investigación es valiosa en la lucha contra la pandemia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!