Los médicos actúan cuando una mujer con COVID-19 les dijo que cumplía 50 años de casada

Los momentos importantes nunca deberían pasar desapercibidos, por ese motivo una enfermera decidió tener un gesto hermoso para que una tierna pareja de abuelos italianos pudiesen celebrar su aniversario de bodas mientras se encuentran ingresados en el hospital debido al coronavirus.

Para Sandra, de 71 años, y su esposo Giancarlo, de 73 años, no hay pandemia posible que pueda distanciarlos en su amor. Por ese, motivo celebraron juntos su aniversario cada uno desde su cama y conectados a un ventilador en el Hospital Murri del municipio de Fermo, en la región oriental de las Marcas, Italia.

El emotivo momento no hubiese podido suceder de no haber intervenido el corazón bondadoso de la enfermera Roberta Ferretti quien, pese a todo el caos y trabajo que se vive por el número tan alto de infectados por el COVID-19, decidió apostar al amor.

“Sandra lloraba mucho, no por ella misma, estaba preocupada por su esposo. Me dijo cuánto la amaba, después de tantos años. Cuando descubrí que era su aniversario, pensé que tenían que celebrarlo”, comentó Ferranti.

La enfermera de reanimación se enteró que la pareja cumpliría 50 años de casados y decidió sorprenderlos. Junto a algunos de sus colegas y demás equipo médico organizó una breve pero emotiva celebración.

Por un lapso de unos 10 minutos, Sandra logró estar cerca de Giancarlo pues el personal acercó sus camas para que pudiesen tomarse de las manos.

Mientras los esposos compartían, los presentes cantaron la marcha nupcial y formaron corazones con sus manos.

“Pusimos las 50 velas en un pastel pequeño porque no se puede encender cerca del oxígeno, pusimos la marcha nupcial, tenían sus camas juntas y se tomaron de las manos, con la poca fuerza que aún tienen”, dijo Ferranti.

El momento fue bastante emotivo no sólo para la pareja, sino para los presentes que se dieron por buen pagados con esa demostración de amor.

“Fue un momento increíble, muy hermoso, sólo esos minutos nos pagan por todo el sacrificio que hemos hecho en estos días.

Él seguía repitiendo cuánto la amaba y rompimos a llorar. En el aire, puedes sentir el amor que persigues toda tu vida”, expresó la enfermera.

El personal del hospital hizo un último gran gesto para la familia de esta pareja, Ferranti envió las imágenes del momento a los hijos de Sandra y Giancarlo, Gianluca y Andrea.

“Hemos recibido un regalo fantástico. Nuestros padres nacieron para estar juntos, son una pareja pasada de moda, de las que ya no existen», dijeron los hijos en agradecimiento al hospital.

Lusisanna Cola, jefa de la unidad de cuidados intensivos, recordó la importancia que tiene el contacto humano en la recuperación de los pacientes.

En emergencias como la desatada por esta pandemia es realmente difícil llevar de cerca cada caso, sin embargo, estás personas lo han hecho y de allí nació el bello gesto con la pareja.

Gracias a los cuidados y el ánimo que todos le han dado a Sandra y Giancarlo estos días puede ocurrir el milagro que todos esperan.

Medios locales revelaron que la pareja salió del área de terapia intensiva y se cree que serán dados de alta juntos. Confiamos en que esto pueda ser posible y los tiernos esposos estén de vuelta en su casa junto a su familia para recuperarse de un todo y seguir amándose.

Pese a todo lo amargo que está pasando en el mundo, el amor es un gran motivo para dar la batalla y estos esposos son un claro ejemplo, comparte con tus amigos su dulce historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!