Le piden que firme una orden de no reanimar a su hijo si sufre complicaciones de COVID-19

Los padres de niños vulnerables con diagnósticos médicos graves están denunciando una situación bastante lamentable en medio de la emergencia por el coronavirus.

A diversas familias de Reino Unido se les han presentado las cartas en la que renuncian a la opción de reanimar a sus seres queridos, en caso de que estos llegasen a contagiarse de COVID-19.

Estas personas no sólo están indignadas sino que califican el hecho como algo inhumano en estos momentos. Al menos así lo cree Margaret Ates-Suddes, cuyo hijo de 11 años, Ilhan, es paciente oncológico.

La autorización para renunciar a la práctica del RCP en caso de requerirla es bastante común en las personas de avanzada edad, pero resulta algo que debe aceptarse de forma voluntaria por el paciente y su familia.

Sin embargo, ahora los padres de niños vulnerables están recibiendo la sugerencia de parte de sus médicos ante el brote de coronavirus en el país.

La información llegó a Margaret la semana pasada por parte de su médico de cabecera, quien le pidió firmar la solicitud de forma voluntaria. Esta madre de Scarborough, North Yorkshire, se siente humillada pues su hijo Ilhan sufre de fibrosarcoma en el cuello y la mandíbula pero aun así merece seguir viviendo.

Esta rara forma de cáncer ha obligado al jovencito a alimentarse a través de un tubo y a que dependa de un agujero en la garganta para poder respirar.

A pesar su terrible panorama, Ilhan lleva años luchando contra su enfermedad, así que para su madre es una situación bastante injusta.

“Ilhan ha luchado contra el cáncer durante siete años y no hay forma de que deje que nadie lo abandone. Nadie tiene derecho a decidir si alguien es digno de RCP o no. Ilhan es un luchador, siempre lo ha sido”, dijo la madre.

La aceptación de esta autorización permite a los médicos evitar el uso de RCP para intentar reiniciar el corazón de un paciente cuando deja de latir y Ilhan no ha sido el único en recibir esta propuesta. En Colchester, Essex, un joven de 16 años también recibió el formulario.

Aunque su nombre no ha sido revelado, se sabe que el chico tiene un trastorno del tejido conectivo Ehlers-Danlos pero tiene control sobre su atención y su madre ha considerado que “el gobierno los quiere ver muertos”.

Ante esta situación, el profesor Martin Marshall, presidente del Royal College of GP, decidió aclarar que incluso los pacientes que firmen el DNR recibirán tratamiento en caso de contagiarse de COVID-19, lo único a lo cual no tendrán acceso será a la reanimación.

Caroline Abrahams, directora de caridad de Age UK, recordó lo difícil que es el momento en el que estamos viviendo y la importancia de que se deje de presionar a las familias e incluso a los pacientes con este formulario.

“Es sensato tener la conversación. Intentar apresurarse debido a la crisis actual, pero hacerlo de manera insensible o por teléfono, claramente no será muy útil. Puede que a las personas mayores, sí se les dé la oportunidad de sentarse con sus familias y pensarlo, que decidan lo que crean es lo más correcto para ellos”, señaló Abrahams.

Sabemos que nos enfrentamos a un panorama alarmante, donde incluso el personal médico es escaso ante la cantidad de pacientes pero toda vida es de gran valor. Aunque estas autorizaciones sean legales es muy doloroso para cualquier madre recibir esta clase de sugerencias, así que la incitación a firmar el formulario en caso de pacientes tan jóvenes debe parar.

El tema es bastante contradictorio y entendemos la postura de cualquier madre o familiar que deba enfrentar esa situación pero quisiéramos saber tu opinión, compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!