Una mujer publica el mensaje que le envió su arrendador en plena emergencia por coronavirus

Uno de los aspectos que más preocupa a los arrendadores y arrendatarios en esta crisis del COVID-19 está relacionado con el alquiler.

Es un tema que genera mucha inquietud, incluso alarma, tanto por los altos precios de la vivienda, como por la posibilidad de que muchos trabajadores sean despedidos de las empresas donde laboran. 

En el Reino Unido la situación no es menos preocupante. Como resultado de esta cuarentena impuesta a nivel mundial, muchos residentes se enfrentan a la incertidumbre sobre la seguridad laboral y los ingresos, cómo pagar las deudas, facturas y servicios varios, tales como el alquiler.

Amy Glenhill es una comediante y actriz, e inquilina de Chris, su arrendador pero, también un extraordinario ser humano. En un conmovedor y solidario mensaje, el hombre le quiso dejar muy en claro que su principal preocupación no es el honrar el contrato sino, más bien, preservar su vida y la de los suyos. 

El considerado texto se ha vuelto viral, y es un claro ejemplo de cómo los miembros de la sociedad podemos unirnos y velar los unos por los otros, en medio de esta terrible pandemia que nos asola desde el brote del virus COVID-19.

Hola Amy. Dado todo lo que parece estar sucediendo con COVID-19, quería hacerle saber que, pase lo que pase con su trabajo, quiero que se sienta segura en la casa”, se lee en el mensaje. 

La actual crisis derivada de la presencia a nivel mundial de este terrible flagelo, ha provocado que muchas compañías cierren sus puertas, alentando al personal a trabajar desde casa o, peor aún, algunas se han visto en la necesidad de dejarlos ir debido a la falta de producción. 

Amy Gledhill

Por eso, el mensaje que Chris envió a Amy es un ejemplo maravilloso de humildad, solidaridad, y de cómo se puede brindar apoyo en estos tiempos oscuros e inciertos para toda la humanidadtranquilizándola, alentándola a no preocuparse por perder su hogar como resultado del brote. 

Podemos resolver algo si las circunstancias cambian, y espero que sepas que somos conscientes. Estamos viviendo un momento de locura, así que cuídate a ti misma y a tu familia”, terminaba el mensaje.

Por su parte, Amy, agradecida, dejó en claro cuánto significaba el mensaje para ella y alentó a otros propietarios a seguir los pasos de Chris ya que, si se tienen las condiciones para hacerlo, nada cuesta brindar ese espaldarazo tan necesario para todos, sobre todo en estos tiempos que nos ha tocado vivir. 

Y así, gracias a la publicación, otra arrendadora identificada como Claire se sintió inspirada a hacer lo propio y replicar el gesto hacia su propio inquilino.

Ese texto me inspiró a enviar un texto similar a nuestros inquilinos. Supuse que sabrían que éramos propietarios razonables, pero me di cuenta de que eso no es tan cierto. Es bueno estar en condiciones de aliviar algo del estrés de las personas”, escribió la mujer. 

Lo cierto es que, mientras dure la crisis, ningún inquilino en alojamientos privados o públicos que esté experimentando dificultades financieras debido al coronavirusdebe preocuparse por la amenaza de desalojo. 

El mensaje de Chris a Amy es una muestra indiscutible de humanidad en tiempos difíciles, y su apoyo y consideración es un ejemplo perfecto de cómo podemos ayudarnos mutuamente. 

Comparte esta historia con tus seres queridos, porque este texto pretende algo tan sencillo y, al mismo tiempo, y quizás precisamente por esa simpleza, algo tan complicado como hablar de solidaridad. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!