«Lo peor es perder un hijo»–Muere un joven de 17 años tras contagiarse de coronavirus de su papá

Por más que muchos quieran cerrar los ojos ante la pandemia global sin precedentes que estamos viviendo, no podemos permanecer indiferentes ante tantos casos fatales a causa del virus.

La mayoría de muertes suceden en ancianos o en pacientes con condiciones subyacentes.

Pero ahora, el estado de California, en Estados Unidos, ha informado la muerte de un adolescente de 17 años, que tenía coronavirus.

Sin embargo, las autoridades se resisten a contarlo dentro de las víctimas mortales de covid-19, hasta que salgan a la luz los informes de la autopsia.

El brote en Estados Unidos dejó hasta este martes 600 muertos y más de 52.000 infectados

El Departamento de Salud Pública del condado de Los Ángeles reportó ayer 128 casos y 3 nuevas muertes, incluido el joven, que era de la ciudad de Lancaster.

Permanecía ingresado en el Antelope Valley Hospital

Al parecer, la causa final de su muerte fue un shock séptico. Pero en pruebas anteriores, dio positivo para coronavirus, que lamentablamente lo adquirió tras entrar en contacto con su padre, que también tenía el virus.

El alcalde de Lancaster, R. Rex Parris, lamentó profundamente la partida del joven, con todo un futuro por delante.

«Murió de un shock séptico tras contagiarse de su padre, quien tenía contacto cercano en el trabajo con el público todos los días”.

«Es realmente devastador perder un hijo», dijo Parris.

Pero tras la noticia de la muerte del chico, los funcionarios de salud pública del condado de Los Ángeles emitieron un nuevo comunicado:

«Se requerirá una evaluación adicional por parte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Aunque las primeras pruebas indicaron un resultado positivo para COVID-19, el caso es complejo y puede haber una explicación alternativa para esta fatalidad».

Sin embargo, la directora del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, Barbara Ferrer, no ha menospreciado en lo absoluto el caso y ha dirigido un contundente mensaje a toda la población:

«Este es un recordatorio devastador de que COVID-19 no discrimina por edad, raza o nivel de ingresos» .

Mientras que el alcalde de la ciudad de Los Ángeles, Eric Garcetti, aseguró en una conferencia de prensa que el adolescente no tenía condiciones preexistentes.

«Puede matar a personas sanas sin afecciones subyacentes … cualquiera que piense que se va a salvar, este virus literalmente puede matar a cualquiera», enfatizó.

Las autoridades sanitarias confirmaron en las últimas 48 horas 256 casos adicionales de infección por coronavirus, lo que eleva el total del condado a 662, y 11 fallecidos. De los infectados, el 42% tienen de 18 a 40 años y el 39%, de 41 a 65 años.

En caso de confirmarse que el shock séptico fue una complicación derivada del coronavirus, se convertiría en la primera víctima mortal menor de edad, así como la primera en ser ingresada a la UCI por el virus.

Es realmente devastador que vidas tan jóvenes partan así ante la impotencia de un virus del que se conoce poco y sigue causando tantas muertes irreparables. Enviemos un mensaje de solidaridad y comparte esta noticia para que otros jóvenes sepan que le puede pasar a cualquiera.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!