Muere un enfermero por covid-19 en el hospital donde el personal usa bolsas para protegerse

La situación del coronavirus amenaza con ser terriblemente crítica para los enfermos que luchan entre la vida y la muerte. Pero no es menos grave para el personal sanitario, esos héroes que en primera línea combaten a brazo partido contra el virus mortal.

Increíblemente, en algunos países supuestamente de primer mundo, algunas enfermeros y enfermeras, se han visto obligados a usar bolsas de basura en lugar de batas como medida de protección.

El hecho fue denunciado en las redes con una impactante imagen, donde enfermeras del Hospital Mount Sinai West, en Manhattan, Nueva York, lucían su «grandioso atuendo de protección improvisado» contra el virus.

«No hay más batas en todo el hospital, no hay más mascarillas y estamos reutilizando las desechables… Enfermeras descubiertas así en la crisis de covid-19», se lee en la publicación.

Tristemente, en el mismo hospital, semejante escasez y falta de protección ante la gravedad de la crisis que se vive en New York, el estado que acumula la mitad de los casos de Estados Unidos, no tardó en traer sus peores consecuencias.

Kious Kelly, un prestigioso y queridísimo enfermero soltero, de 48 años, ha fallecido a causa del Covid-19

Murió el martes por la noche, una semana después de haber ingresado al hospital tras haber dado positivo para coronavirus, según reveló el New York Post.

Kelly era asistente de gerente de enfermería del hospital Mount Sinai West. Tras su muerte, un vocero publicó un comunicado, que contrastaba con la imagen viral de las enfermeras.

«Estamos profundamente tristes por la muerte de un miembro querido de nuestro personal de enfermería. La seguridad de nuestro personal y pacientes nunca ha sido tan importante como ahora y estamos tomando todas las precauciones posibles para proteger a todos».

«Pero esta crisis no para y ya ha devastado a cientos de familias en Nueva York y ha convertido a nuestros profesionales de primera línea en verdaderos héroes estadounidenses«, continúa el comunicado.

«Hoy perdimos a otro héroe: un colega compasivo, un amigo y un cuidador desinteresado ».

Otros colegas de Kelly también se encuentran infectados.

Una enfermera acudió a las redes para contar su experiencia trabajando junto a él:

«Incluso cuando los demás nos quejábamos de lo mal que iban las cosas, hizo lo mejor que pudo. Luchó por nosotros, aunque estaba atado de manos. Siempre lo recordaremos abriendo su caja llena de dulces y diciendo «bueno, tengo este y este y otro». Fue un líder, un amigo y un compañero increíble».

E hizo un pedido desesperado a todos los que acumulan innecesariamente las mascarillas que sólo necesita el personal médico en estos momentos.

Un entrevistador de CNN recibió a la hermana de Kelly, Mayra Sherron, en su programa.

Sus impactantes declaraciones dejaron al periodista devastado.

NY nurse dies of coronavirus after treating patients

A NYC nursing manager who treated coronavirus patients died after testing positive for Covid-19.Kious Jordan Kelly's sister, Marya Sherron, says his death would be "in vain if we're not going to get all of our health care workers everything that they need."

Publiée par CNN Replay sur Jeudi 26 mars 2020

«Demasiado rápido y no necesaria», juzgó la muerte de su hermano.

«Lo más duro ha sido no estar con él, saber que murió solo, decírselo a mis padres que ya son mayores, y ni siquiera ahora que ya ha muerto, poder estar con él. No sabemos nada, no sé dónde está su cuerpo, no sé lo que está pasando…», dijo Mayra.

También dijo que fue el mejor tío que pudieron tener sus hijos.

«Ni los medios ni el gobierno cuentan todo lo que realmente los trabajadores médicos tienen que enfrentar, la situación es terriblemente perturbadora y sé que hay millones de familias del mundo entero lidiando con este dolor que se vuelve inmanejable», agregó. Finalmente, pidió, en memoria de Kelly, protección para esos héroes que lo están dando todo.

«Su muerte sería en vano si no conseguimos que todos nuestros trabajadores de la salud tengan todo lo que necesitan», concluyó.

Ayer Estados Unidos se convirtió en el país con más infectados del mundo, con 85,749 casos, 1,604 muertos y 1,868 recuperados

Mientras que Nueya York podría entrar en un colapso socio-sanitario sin precedentes, en caso de seguir la escalada como hasta ahora, con 38,977 infectados y 466 muertos.

Otra escena impactante se vivió en las afueras del Hospital Bellevue, donde se improvisó un lugar para acumular los féretros de las víctimas que caían por decenas, además de que han pedido refuerzos de personal médico de otros estados para unirse a la batalla.

«Más de la mitad de todos los neoyorquinos eventualmente contraerán coronavirus», predijo el alcalde, Bill de Blasio.

La ciudad conocida como la capital del mundo, el lugar donde llegan turistas nacionales e internacionales cada día del año, ahora se enfrenta a un panorama aterrador, que de seguir así podría superar a la situación de España e Italia.

Todos nuestros pensamientos están con los padres, la hermana y los sobrinos de Kious. Comparte esta noticia para que su muerte no haya sido en vano, y que las autoridades se hagan cargo de todo lo que arriesgan estos héroes, hasta la muerte. Y te lo pedimos en nombre de ellos: ¡quédate en casa!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!