Un nuevo video de los restos carbonizados del helicóptero estrellado estremece al mundo

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos, NTSB (por sus siglas inglés), ha difundido un vídeo grabado con un dron, en el que se ve el estremecedor estado en que quedó el helicóptero que se estrelló en Calabasas, California, el pasado domingo.

El lamentable accidente no dejó sobrevivientes, entre los fallecidos estaba la estrella de baloncesto Kobe Bryant y su hija Gianna; el piloto Ara Zobayan; el entrenador de baseball John Altobelli, su esposa Keri y su hija Alyssa; la entrenadora de baloncesto Christina Mauser; y Sarah Chester y su hija Payton.

La NSTB trabaja para esclarecer las causas del accidente, aunque las primeras hipótesis apuntan a que se debió a las malas condiciones climáticas, con un exceso de niebla que redujo drásticamente la visibilidad.

En el impactante vídeo se observa que la aeronave quedó reducida a chatarra y cenizas tras el brutal impacto contra la montaña:

Las imágenes nos permiten hacernos una idea de la magnitud del siniestro en el que tristemente fallecieron 9 personas, de las cuales 3 eran adolescentes con un futuro prometedor.

A lo largo de la ladera de la montaña se pueden ver los restos pulverizados de la aeronave Sikorsky S-76B.

La franja de devastación atraviesa más de 150 metros de maleza, incluido el helicóptero totalmente destruido y carbonizado.

Los investigadores de NTSB se hicieron presentes el lunes en el lugar de los hechos para recoger toda evidencia que pueda ayudar a esclarecer la verdadera causa del accidente, pero constatarlo con sus propios ojos tuvo que ser especialmente sobrecogedor.

«Fue una escena bastante devastadora. Un pedazo de la cola está bajando la colina. El fuselaje está al otro lado de esa colina. Y luego el rotor principal está a unos 100 metros más allá de eso», dijo un portavoz de NTSB.

Entre los restos se puede ver un pedazo de la cola, chatarra y un neumático

Las autoridades explicaron que el piloto Ara Zobayan tuvo que enfrentarse a una niebla tan fuerte, que hizo que la policía llevara a tierra sus helicópteros. Y dijeron que incluso los pilotos experimentados pueden tener sólo segundos para reaccionar cuando están cegados por el clima, como aparentemente le sucedió al piloto de Kobe Brryant.

«Una vez que te desorientas, tus sentidos corporales te dicen completamente lo incorrecto. No tienes idea de qué camino está arriba o abajo», dijo Randy Waldman, instructor de vuelo de Los Ángeles.

«Podría haberse dado la vuelta y regresar a un lugar más seguro con mejor visibilidad. Sin embargo, muchas veces alguien que lo está haciendo para ganarse la vida es presionado para llevar a su cliente a donde tiene que ir. Corren riesgos que tal vez no deberían correr«, afirmó.

Ara Zobayan tenía más de 8,000 horas de haber volado y había llevado a Bryant y otras celebridades varias veces antes, incluida Kylie Jenner.

Zobayan estaba volando alrededor de Burbank, justo al norte de Los Ángeles, cuando recibió el permiso de control de tráfico aéreo para usar reglas especiales de vuelo visual, haciendo que vuele con una visibilidad y clima menos que óptimos.

Se le dijo que siguiera una autopista. Pero después pidió a los controladores de tráfico aéreo que le dieran orientación para «seguir el vuelo»; sin embargo, le dijeron que el helicóptero estaba demasiado bajo para esa asistencia de radar. Cuatro minutos después, Zobayan dijo que estaba subiendo para evitar una capa de nubes. Fue su último mensaje, minutos después el helicóptero se estrelló contra una ladera y estalló en llamas.

El Sikorsky S-76B era una aeronave bimotor de lujo que Bryant usaba a menudo para evadir la congestión del tráfico de Los Ángeles y porque por recomendación médica no podía permanecer muchas horas en coche.

Se dirigía desde el aeropuerto John Wayne en el condado de Orange, al aeropuerto de Camarillo, en el condado de Ventura cuando se estrelló en Calabasas. Bryant, su hija de 13 años, Gianna, y los otros pasajeros se dirigían a la Academia de Deportes Mamba de Bryant, un centro deportivo juvenil en Thousand Oaks, donde algunas adolescentes iban a jugar en un torneo de baloncesto.

Los investigadores analizarán todo, desde la historia y las acciones del piloto hasta la condición del helicóptero.

Son imágenes impactantes que sin duda nos sobrecogen porque nos hace pensar lo que tuvieron que padecer cada una de las víctimas a bordo sabiendo que se estaban topando de frente con la muerte. ¡Paz a sus restos! Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!