Muere otro policía de 38 años tras 3 días de cuarentena por coronavirus

En estos días de confinamiento, las noticias de la creciente ola de infectados, así como la de fallecidos a causa del COVID-19, no pueden dejar de estremecernos. Pensamos en esas personas mayores, que en medio de las insufribles molestias de su agonía, además deben resignarse a marcharse solos de este mundo.

Y del otro lado de la batalla, sobresalen los héroes silenciosos: enfermeras, doctores, guardias civiles, militares, policías, personal de los servicios de transporte, autoridades y ciudadanos, que de una u otra manera arriesgan su salud por salvar a otros.

En España, el número de muertos con coronavirus supera los 1.000, y los infectados llegan a los 20.000 confirmados

Aunque la población más vulnerable a nivel mundial sin duda son los ancianos, empiezan a surgir casos de gente joven que terminan ingresados en el hospital, y algunos pierden irremediablemente la vida.

España se ha vuelto a vestir de luto con la lamentable noticia de la partida de otro guardia civil, es el segundo agente de la Benemérita que muere a causa del virus en condiciones que nos parten el alma.

Francisco Javier Collado Rivas, de 38 años, estaba destinado en la prisión de Herrera de La Mancha, en Ciudad Real (Castilla-La Mancha), al sur de Madrid

Collado Rivas ha fallecido este mismo viernes, a escasas horas de haber sido ingresado en el hospital tras presentar síntomas de coronavirus. Deja a su mujer y a un pequeño de 10 años.

Llevaba 3 días recluido en su domicilio viviendo la cuarentena estipulada, hasta que lo llevaron a Urgencias de un hospital privado de Madrid, que no ha sido revelado, donde falleció esta mañana.

La Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), de Ciudad Real, de la que formó parte durante muchos años, expresó su dolor en Twitter:

Varias fuentes confirman que Collado Rivas no tenía ninguna patología previa

La noticia llega apenas 24 horas después de la muerte de su compañero Pedro Alameda, de 37 años, que también dejó a una pequeña de 5 años.

El reciente organismo creado para la defensa de los derechos de la Guardia Civil (Jucil), también expresó su pesar en sus redes sociales:

«Peor no puede ser el día de hoy cuando nos acabamos de enterar que ha fallecido un buen amigo y antiguo componente de nuestra formación debido al COVID-19», escribió junto a una imagen la Agrupación Musical María Santísima de Los Dolores, El Rescate de Linares.

Este lamentable suceso no hace más que demostrar que nadie puede sentirse libre de esta terrible enfermedad que no hace acepción de nacionalidad, edad, ni condición.

Muchos han dicho que el personal sanitario es el que más arriesga en esta batalla contra el virus, pero ahora sabemos que estos otros colectivos, como: bomberos, policías, guardias civiles, militares, personal de atención de los servicios de transporte, y un largo etcétera, están también al filo del peligro.

Es por eso que desde la asociación APROGC se ha pedido a la Directora General de la Guardia Civil que inste al Gobierno a que se consideren las infecciones de los guardias civiles y sus secuelas como producidas en acto de servicio. De esa manera, sus familiares podrán acceder a todas las ayudas económicas que necesiten.

Enviemos un mensaje de solidaridad a la familia de este héroe que no encuentra consuelo y llora su partida en medio de la mayor crisis sanitaria sin precedentes. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!