Rompe en llanto en un supermercado y protesta contra de las compras nerviosas por el coronavirus

Son muchas las consecuencias que la lucha contra coronavirus ha dejado. La mayoría de los países en el mundo entero han tomado medidas extremas como la cuarentena y los toques de queda para evitar que el número de contagios siga aumentando.

Lamentablemente, en situaciones como estas muchas personas comienzan a sentir la necesidad de hacer compras nerviosas.

“Las personas que están haciendo compras tan grandes tienen que entender que están haciendo las cosas muy difíciles para aquellas familias que tienen menos recursos”.

La situación es tan incierta que al principio es comprensible el temor de quedarse desabastecidos. Sin embargo, debemos tratar de pensar con claridad y hacer lo que sea mejor para todos.

Lauren Whitney es una madre de 4 que se encuentra devastada ante esta situación. En muchas tiendas algunos productos básicos han comenzado a desaparecer porque las personas decidieron comprar tantas provisiones como fuese posible.

“El acaparamiento y el almacenamiento pueden crear muchos problemas. Esto es muy importante para las personas más vulnerables”.

No todas las personas tienen el poder adquisitivo para comprar productos para varias semanas y cuando ocurre una emergencia puede que no se consigan cosas tan básicas como papel toilet, alimentos o medicinas.

Esto fue lo que le sucedió a Lauren cuando se dirigió a comprar pañales para su hija más pequeña, Rosalynd. Lauren se dirigió a varias tiendas pero en todas se topaba con el mismo resultado.

“Hay muchas personas como yo allí afuera. No nos pagan demasiado y sólo podemos hacer las compras una o dos veces al mes. No podemos comprar tantas cosas”.

Las compras nerviosas habían acabado con gran parte de los pañales. Todavía podía encontrar algunos pero ningún paquete en la talla que su bebé necesitaba.

Después de pasar una semanas realmente difíciles, esta fue la gota que colmó el vaso. Lauren sintió que no podía más y decidió alzar la voz a través de sus redes sociales.

“Mis emociones comenzaron a emerger. Pensé que era hora de las personas tomaran conciencia”.

La afectada madre tomó su teléfono móvil y grabó un vídeo en donde demuestra su indignación. Se encuentra tan afectada que no puede contener las lágrimas. Su publicación se volvió viral en cuestión de horas y se ha convertido en una gran polémica.

La bebé de Lauren apenas tiene 18 meses de edad.

Ella hace un llamado de conciencia para recordar que su familia no cuenta con demasiados ingresos y que por lo tanto no pueden hacer enormes compras como otras personas lo hicieron en los días pasados.

Cuando finalmente tuvo un poco de presupuesto, simplemente ya no encontraba las cosas que necesitaba.

«Fui a muchas tiendas. No encontrar pañales fue la gota que derramó el vaso”.

La publicación de Lauren causó todo tipo de comentarios. Muchas personas le dijeron que simplemente debía tomar otras medidas como los pañales de tela. Otros le ofrecieron ayuda.

Por suerte, las cosas se encuentran un poco mejor y la familia Whitney aseguró que todo marcha en orden. Esperamos que su caso sea recordado para tratar de mantener la calma a la hora de hacer las compras.

¿Qué opinas del mensaje de Lauren? Comparte esta nota y cuéntanos tu opinión en un tema que se ha vuelto tan importante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!