Muere a los 29 años el médico que luchó 35 días sin descanso contra el coronavirus

La pandemia del coronavirus ha causado estragos en el mundo entero con un total de 338.307 pacientes contagiados y 14.602 fallecidos.

En Europa, Italia y España son los países más afectados por el brote de COVID-19, incluso superando las muertes de China, el lugar donde se originó el virus que ha desatado la pandemia.

El personal sanitario lucha para atender a los pacientes en hospitales colapsados mientras realizan jornadas largas batallando contra el cansancio, el déficit de insumos médicos y el dolor de la tragedia. Incluso, centenares de ellos han sido contagiados.

El pasado sábado en la mañana se conoció la muerte de un anestesista chino en un hospital de Hubei, quien falleció una semana antes de cumplir 30 años.

El médico trabajó en primera línea frente a la epidemia de coronavirus durante 35 días seguidos. Fue ingresado al hospital el pasado 03 de marzo, estuvo en la Unidad de Cuidados Intensivos durante 19 días antes de morir.

El doctor Dong Tian dejó a su esposa y a su padre, quien está enfermo. A pesar de que él estaba atendiendo a su progenitor, se ofreció para trabajar contra el coronavirus a finales de enero cuando el brote se propagó rápidamente en la provincia de Hubie, epicentro del COVID-19.

El 29 de febrero el doctor Dong recibió un descanso después de haber trabajado durante 35 días ininterrumpidos y fue puesto en aislamiento 14 días siguiendo el protocolo de la cuarentena.

El anestesista presentó un intenso y repentino dolor de cabeza y comenzó a perder la capacidad de hablar mientras cumplía con su reposo y aislamiento en su vivienda.

Lo trasladaron al Hospital Popular Zhijiang donde trabajaba, en ese centro de salud confirmaron su fallecimiento el pasado 21 de marzo por un derrame cerebral.

“El doctor Dong Tian fue eficiente y proactivo en su trabajo, respetaba a todos, era muy amable con sus colegas. Era un destacado representante de los profesionales jóvenes de la medicina”, dijo un vocero del hospital.

En Hubei le dieron el último adiós, le rindieron homenaje con una pancarta que decía: “Bienvenido a casa al héroe anti-coronavirus Dong Tian”.

Sus compañeros dijeron que él dedicó su vida para demostrar su benevolencia y sacrificó su juventud por su carrera.

La noticia de la muerte del doctor Dong se produce cuando 3.657 trabajadores del sector sanitario de todo el país han regresado a sus lugares de origen después de que China superara la epidemia.

Aunque recientemente se han registrado nuevos contagios en China de pacientes provenientes del extranjero causando alarma en la población ante el riesgo de una nueva epidemia. 

Comparte la noticia, esperemos que el coronavirus no siga dejando a su paso más tragedias. Es compromiso de todos quedarnos en casa si podemos y prevenir los contagios.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!