Kobe Bryant repetía en varias oportunidades que quería morir joven y ser inmortalizado

“Vive rápido, muere joven y deja un bonito cuerpo”. Esta frase, erróneamente atribuida a James Dean – en realidad la pronuncia Humphrey Bogart en Knock on Any Door  («Llama a cualquier puerta»)es parte de la trayectoria vital del recientemente fallecido Kobe Bryant, la súper estrella del baloncesto que perdió la vida el 26 de enero en un trágico accidente aéreo.  

Muchas han sido las informaciones que han trascendido a lo largo de estos días tras  haberse conocido la fatal noticia. Una de ellas la protagonizó el exjugador de la NBA Tracy McGrady, quien se desempeñó bajo los tableros durante 15 temporadas y conoció muy de cerca al hoy desaparecido astro de las canchas. 

Kobe fue seleccionado en el draft de la NBA en 1996. Tan solo un año después lo siguió Mc Grady, dando el salto a la liga inmediatamente después de la escuela secundaria, como también lo hiciera la Mamba Negra. 

Ante el doloroso fallecimiento de Kobe Bryant, McGrady compartió en una entrevista algunas de sus impresiones y más gratos recuerdos al lado de su rival en las canchas, amigo cercano y también contemporáneo, ya que ambos estuvieron activos en la misma época. 

No obstante, el exjugador sorprendió a los presentes cuando de entre muchas anécdotas junto a su compañero, sacó a relucir una muy dura e inesperada, ya que la figura indiscutible de los Lakers de los Ángeles siempre repetía que quería “morir joven”.  

Suena de locos, pero Kobe lo dijo. Solía decir todo el rato: ‘Quiero morir joven. Quiero ser inmortalizado’. Pensaba que estaba loco. ‘Quiero que mi carrera sea mejor que la de Michael Jordan y quiero morir joven’, decía. Yo pensaba que estaba tan loco por decir eso...”confesó McGrady, entre lágrimas.

Sin embargo, Tracy dejó en claro que todos esos pensamientos negativos cesaron cuando tuvo a sus hijas. Una vez que estas nacieron, esa mentalidad absurda desapareció de su mente y se avocó a sus bebés. 

Claramente, esa declaración la hacía mucho antes de tener hijos. Una vez que tuvo hijos, no tuvo esa mentalidad”, aseguró Mc Grady.

McGrady también tuvo unas sentidas palabras sobre varios de sus recuerdos de la hija de BryantGianna, de 13 años, quien también murió en el trágico accidente.  

Era especial. Fue formada como Kobe, sus modales, todo. Verla jugar era como ver a Kobe de joven, tenía los mismos movimientos. Veías a esa chica y se parecía a su padre. Entonces decías: ‘Dios, ella será especial, llegará lejos. Ahora no va a tener esa oportunidad’concluyó emocionado. 

Lo cierto del caso es que, independientemente de lo que pensara o dejase de pensar el sensacional exjugador de los Lakers, Kobe Bryant, el mundo de la NBA y del deporte en general quedó en shock desde ese domingo fatal que cobró su vida, la de su pequeña hija y las de otras siete personas que se encontraban a bordo de la aeronave siniestrada. 

Comparte esta historia de amistad más allá de la muerte con tus seres queridos y juntos, enviémosle fuerza y entereza a los familiares y deudos de esta familia, hoy desconsolada y devastada por tan irreparable pérdida. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!