Su hija de 2 meses dejó de respirar repentinamente por presuntamente tener COVID-19

Ashley Hildebrand es una mujer Carolina del Sur que perdió a su hija Ellie a causa del coronavirus. La bebé dejó de respirar correctamente tras contraer el COVID-19 en Estados Unidos.

La devastada madre, en medio del dolor, decidió compartir en su perfil de Facebook imágenes de su pequeña acostada en la cama del hospital, sedada, con tubos en la nariz y conectada a un respirador.

Aunque no presentó síntomas, repentinamente dejó de respirar.

“Ellie dio positivo en COVID-19. Sean y yo tenemos que estar en cuarentena durante dos semanas sin ella. Por favor mantengan a nuestra familia en sus oraciones durante este momento difícil”.

Antes de sufrir la grave deficiencia respiratoria, la bebé solo jadeaba un poco. Pero estaba bien, dejó de respirar de forma repentina.

Días antes fue a una consulta pediátrica de rutina y sus pulmones estaban bien.

“El viernes por la mañana se dio la vuelta y parecía muy estreñida. Después gritó durante unos minutos y luego dejó de gritar y llorar, no podía respirar bien”, relató la madre.

“Llamamos al 911 y cuando la ambulancia llegó, su saturación de oxígeno era de 58%. Mientras estaba en el hospital tenía hipotermia y le dijeron que los bebés pequeños a veces sufren esa afección en lugar de tener la temperatura corporal alta”, agregó Ashley.

Ashley dijo que los médicos no creían que tuviera coronavirus, pero le hicieron la prueba para descartar. Dio negativo en la prueba diagnóstica de la gripe y el SARS.

Hasta ahora esperan los resultados para descartar el COVID-19, pero podría ser lo más probable que la infección producida por el virus le haya causado la grave complicación respiratoria.

La bebé tiene un respirador y le administran sedantes para que sus pulmones puedan descansar. Ellie está tratando de luchar y ha mostrado signos de mejoría.

“Están comenzando a desconectarla del ventilador y debería estar todo listo en 1 o 2 días más. Después que logren que ella respire por sí misma, le quitarán el tubo NG y comenzará a tomar biberones”, relató Ashley.

Cuando la pequeña Ellie puede alimentarse con normalidad podrán llevarla a casa para que se quede con sus padres el resto de la cuarentena.

Instó a las personas con las que han mantenido contacto a que se permanezcan en cuarentena y a que se sometan a la prueba diagnóstica de coronavirus si presentan algún síntoma.

El caso de esta pequeña se produce mientras aumenta el número de casos positivos de coronavirus en Estados Unidos. El Departamento de Salud de Florida confirmó el pasado miércoles que una niña de dos años dio positivo a COVID-19 en el condado de Broward.

También se conoció el caso de una bebé contagiada en Carolina del Sur a los siete meses.

Los médicos advierten que el mayor riesgo es para la población de la tercera edad, pero en este país los menores han sido diagnosticados con complicaciones.

Instan a la población a cumplir con las medidas de seguridad establecidas por el gobierno. Comparte este caso y recuerda la importancia de no salir de casa si no es estrictamente necesario.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!