Miles de personas celebran en la playa burlándose del dolor de los que luchan contra el coronavirus

A pesar de que la cantidad de infectados por el coronavirus sigue en aumento, en muchos lugares del mundo decenas de personas parecen hacer caso omiso a la peligrosa amenaza del COVID-19.

De este modo lo han demostrado las imágenes compartidas en redes sociales, en las que se observan a miles de juerguistas reunidos en yates durante una fiesta masiva celebrada el fin de semana en la Florida.

Funcionarios del gobierno en Boca Ratón compartieron las polémicas fotografías el pasado domingo, en ellas aparecen varios botes anclados a las aguas cercanas a la isla Peanut.

Sólo en una de las tomas se observa al menos quince barcos con un gran número de personas aglomeradas alrededor, divirtiéndose como cualquier otro día.

Frente a la polémica y peligrosa situación, los funcionarios de la ciudad se pronunciaron e informaron el cierre del área.

«Si bien el Lago Boca Ratón siempre ha servido como un lugar de reunión social para muchos navegantes, y de nuevo, ahora no es el momento para fiestas y amarres en el agua.

Por favor, sea paciente y haga su parte, para que todos podamos superar esto juntos.», dijeron las autoridades de Boca Ratón.

La medida entró en vigencia inmediata e incluye a todas las rampas de puertos deportivos y de entretenimiento. Así como la prohibición de salida y alquiler de botes en el Condado de Palm Beach hasta nuevo aviso.

Las autoridades informaron que harán cumplir la medida y estarán inspeccionando las vías fluviales para asegurarse de que sean respetadas.

Las pautas actuales exigen que las reuniones en Estados Unidos tengan un límite de 10 personas con distanciamiento social de 2 metros.

A pesar de estas medidas, vemos como los llamados Spring Breakers siguen rompiendo las leyes y promoviendo las reuniones en masas.

Lo ocurrido el fin de semana es sólo una más de estas concentraciones sociales, pues semanas anteriores ya se había denunciado públicamente a las miles de personas que estaban acudiendo South Beach y Clearwater para disfrutar de la playa.

A pesar de las súplicas del gobierno local y federal, muchos parecen ignorar las órdenes e insisten en acudir en masa a las playas de la Florida.

Una situación realmente grave, debido a la rápida forma de propagación que ha demostrado el virus.

Quizás sea importante recordarles a los jóvenes que los científicos ya han advertido que ningún grupo etario está exento del contagio.

Además, de que es importante señalarles la falta de socorristas en las torres de estas playas. Sólo en Florida hay más de 1.200 casos confirmados y ya han muerto al menos 13 residente a causa de virus, por lo cual todo se reduce en un asunto de consciencia.

Comparte esta noticia y ayúdanos a denunciar este tipo de actos. En medio de la terrible crisis provocada por el coronavirus las personas no deberían ser tan egoístas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!