La devastada hermana de Emiliano Sala confirma el destino de la perrita que lo sigue esperando

El pasado sábado, Romina Sala, la hermana de Emiliano Sala, publicó una desgarradora imagen en la que revelaba la tristeza por la que estaba atravesando Nala, la perrita del futbolista que sigue esperando su regreso.

Romina ha tenido que afrontar junto a sus padres los más duros momentos después de que se diera a conocer el hallazgo de un cuerpo entre los restos de la aeronave siniestrada donde viajaba su hermano Emiliano y el piloto David Ibboston.

Después de que la imagen de la perrita diera la vuelta al mundo y se conociera que Nala se había convertido en la fiel compañera de Emiliano desde 2015, muchos usuarios en las redes se conmovieron hasta las lágrimas al ver cómo la perrita sufría la ausencia de su dueño, y sobre todo sabiendo que lo más seguro es que no vuelva más.

Algunos medios dieron a conocer posteriormente que mientras Emiliano tramitaba cambio de domicilio debido a su nuevo contrato por el fichaje en el Cardiff City, Nala tuvo que permanecer unos días en una perrera en Francia, mientras tristemente esperaba el regreso de su dueño.

Cuando Romina compartió la imagen, no se sabía si la perrita finalmente iba a ser puesta en adopción o se la iba a llevar a vivir con su familia en Santa Fe.

Así que finalmente, después de la ola de mensajes y en medio del dolor por el que están atravesando, la hermana del futbolista ha dado la mejor de las noticias a todos los que han seguido segundo a segundo la búsqueda de Emiliano, al igual que el incierto destino de Nala.

Romina publicó una historia en su cuenta de Instagram confirmando que Nala ya había sido acogida por su familia, aclarando además que su intención nunca fue darla en adopción.

“Nala, su fiel compañera, ahora es la nuestra. (Nunca pensamos en darla en adopción, aclaro para la gente que dice eso)”, escribió junto con una foto de la pequeña de cuatro patas.

Nala vivía en la casa de Emiliano en Francia antes de su mudanza planificada al Cardiff City el mes pasado. Pero la foto que compartió Romina mostraba a la perrita labrador color negro mirando hacia la calle en la espera de su dueño, después de que el avión que lo transportaba entre Nantes y la capital galesa, se estrellara contra el mar.

Se presume además que una de las razones por las que el futbolista habría regresado a Francia antes de instalarse definitivamente en Gales habría sido finiquitar todos los papeles para llevarse a Nala a vivir con él, así como lo había hecho todo este tiempo.

Sin embargo, algunos no dejan de tener el corazón roto al pensar que la pobre Nala jamás sabrá por qué su amado dueño nunca regresó a casa.

La familia de Sala y la esposa del piloto David Ibbotson están esperando que se identifique formalmente el cuerpo que fue recuperado de los restos del avión estrellado.

Romina ha estado apoyando a su madre Mercedes, desde que se estrelló el avión de su hermano.

Daily Mail

Desafortunadamente, los intentos de recuperar los restos de la aeronave no tuvieron éxito debido a las malas condiciones meteorológicas.

“Se tomó la difícil decisión de cerrar la operación en general”, reza un comunicado. Mientras los padres de Emiliano y Romina, ahora sí han perdido toda esperanza de encontrarlo con vida.

El avión permanece a 67 metros bajo el agua en la costa de Guernsey en el Canal de la Mancha.

Esperamos que por lo menos la presencia de Nala en el interior del hogar de los Sala sirva para darles consuelo y mantener más vivo aún el recuerdo de Emiliano en su corazón. Enviemos un mensaje de solidaridad a toda su familia en tan duros momentos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!