La triste historia de la perrita del futbolista Emiliano Sala que sigue esperando su regreso

Este domingo se reveló el hallazgo de la aeronave en la que viajaba el futbolista argentino Emiliano Sala.

Fue encontrada hundida en las profundidades del Canal de la Mancha después de que las autoridades hubieran interrumpido la búsqueda.

El pasado lunes 21 de enero volaba desde Nantes, Francia, junto con el piloto David Ibboston, para comenzar los entrenamientos en su nuevo club, pero el avión se precipitó por causas desconocidas.

Pero antes de que se diera a conocer el hallazgo de “un cuerpo” en los restos de la aeronave en la que volaba el delantero del Cardiff City, su hermana Romina Sala, publicó el sábado una desgarradora foto de la perrita del futbolista, que también lo sigue esperando.

La imagen reveló una conmovedora historia que hasta el momento se desconocía.

“Nala también te espera”, escribió Romina en su publicación en Facebook, horas antes de que se encuentre la aeronave hundida a 63 metros, a 40 kilómetros de la isla de Guernsey.

La publicación acumula más de 100 comentarios y ha sido compartida más de 1.000 veces.

La hermana del futbolista había viajado previamente a Europa para seguir de cerca los trabajos de búsqueda que la familia había emprendido por su cuenta gracias a los fondos recaudados.

Romina ha relatado que su hermano Emiliano no vivía solo en su casa de Francia, se había llevado a su perrita Nala a vivir con él y la relación que tenían futbolista y perrita era inseprarable.

Así lo demuestran las innumerables fotos que el deportista compartía en su cuenta de Instagram.

La pequeña de cuatro patas empezó a ser parte de la vida de Emiliano desde septiembre de 2015, siendo ya adulta, y Nala permanecía a su lado mañana y noche.

¡Era su fiel compañera de aventuras, juegos y paseos!

Pero desde que Emiliano desapareció, la pobre Nala permanece triste esperando todavía que su dueño regrese, tal como lo describió Romina en su publicación. Y ahora no se sabe si se la llevará a Progreso, Santa Fé, donde vive su familia o si la dará en adopción.

Lo más desgarrador de esta historia es que Nala no parece entender lo que ha sucedido con Emiliano y algunos expertos coinciden en que en estas circunstancias los perritos intuyen que los han abandonado.

Por tal razón, como consecuencia sufren el síndrome de hiperapego, lo que ocasiona que pierdan el apetito y hasta caigan en depresión.

“Estos signos pueden durar tiempos variables, desde alrededor de dos meses hasta por el resto de sus vidas”, explicó una veterinaria.

Los usuarios de las redes no tardaron en reaccionar al conocer la historia de Nala y ver su conmovedora imagen.

“Al igual que Nala tu perro, también estoy esperando a que regreses. Pienso muy fuertemente en ti EMILIANO y espero que dondequiera que estés, recibas nuestro amor y que te ayude”, escribió una usuaria.

“Al igual q Nala todos los argentinos te esperamos dale Emi aparece, eres fuerte y puedes. Romina no bajen los brazos, no dejen de buscar, ¡sí existen los milagros!”, escribió otra persona.

Medios locales revelaron además que el futbolista atravesaba duros momentos de soledad, alejado de su familia, y que era en Nala donde encontraba consuelo y fortaleza.

Esperamos que pronto la familia pueda tener noticias sobre lo que sucedió con Emiliano. Ellos mantienen la esperanza de encontrarlo con vida y ojalá que su perrita pueda superar el dolor de no tenerlo a su lado. ¡Fuerza a su familia y a Nala!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!