«Murió sola, no pude tomar su mano» – Perdió a su madre que permanecía aislada por coronavirus

Son muchos los testimonios de familias que han perdido a un ser querido a causa del virus que desató una pandemia generando una emergencia sanitaria sin precedentes en el mundo, sobre todo en Europa.

En esta oportunidad emociona las redes el mensaje de una mujer que perdió a su madre tras ser diagnosticada con COVID-19, y cuenta el drama que sufrió al no poder despedirse de ella.

Caroline Hopton, de 57 años, relató que su madre falleció el pasado domingo solamente un día después de haber acudido al hospital para recibir atención médica.

La devastada hija se lamenta por no haber podido sostener la mano de su mamá en sus últimos momentos por el estricto nivel de aislamiento en el hospital del Reino Unido en el que permanecía ingresada.

Caroline, activista defensora de los derechos de las personas con autismo, escribió en su perfil de Twitter su experiencia cuando en el Reino Unido se han registrado 37 fallecidos a causa del coronavirus y 1.500 pacientes contagiados.

La mujer de Windsor, Berkshire, dijo: “El coronavirus me impidió sostener la mano de mi madre en sus últimos momentos anoche. Ella murió sola y aislada tras ser ingresada el pasado sábado en la mañana en el hospital y ser puesta en un área de aislamiento ‘por si acaso’”.

“No poder despedirme hizo la pérdida aun más devastadora. ¿Cuántas otras familias pasarán por lo mismo?”, escribió Caroline.

Caroline relató que recibió una llamada del hospital para informarle a ella y a su familia que la condición de su madre había empeorado, le dijeron que podía ir a verla bajo su propio riesgo.

Ella quería despedirse de su madre, igual que su hermano.

“Mi hermano llegó y se puso una mascarilla, se vistió y protegió, pero mi madre ya había muerto”, relató.

Sus mensajes recibieron muchos comentarios de usuarios de la red social que le ofrecieron palabras de consuelo y apoyo en un momento tan duro.

Poco después, ante el revuelo inesperado de su publicación decidió eliminarla.

Pero luego escribió: “No puedo agradecer lo suficiente a todos por los mensajes conmovedores. Todos ustedes realmente me han ayudado hoy”.

Caroline muestra que el coronavirus arrebata la vida de las personas sin que ni siquiera puedan recibir un último abrazo, ni despedirse de sus seres queridos.

Es posible que en el Reino Unido insten a la población de mayores de 70 años a permanecer en sus hogares durante al menos cuatro meses mientras intensifican su lucha contra el coronavirus.

La dramática historia de Caroline y todas las que hemos conocido nos invitan a crear consciencia sobre la importancia de cumplir las medidas de seguridad establecidas para frenar el contagio del coronavirus.

“¡Quédate en casa!”, es un compromiso de todos proteger a los más vulnerables ante la pandemia. Comparte esta triste noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!