Muere un bebé de 23 días que no pudo resistir a las complicaciones del coronavirus

Se ha comprobado que no solamente los pacientes mayores forman parte del grupo más vulnerable al coronavirus, la enfermedad no discrimina y así lo han demostrado los casos de menores contagiados.

En la última semana han fallecido varios bebés que dieron positivo a la prueba diagnóstica de COVID-19.

Un bebé de 23 días de nacido murió el pasado 05 de abril en Lipa, una localidad de Filipinas a unos 70 kilómetros al sur de Manila tras ser contagiado de coronavirus. El resultado de la prueba diagnóstica a la que sometieron al bebé se conoció este jueves.

El alcalde Eric Africa publicó la trágica noticia en su perfil de Facebook expresando sus condolencias, este pequeño se convirtió en una de las víctimas más jóvenes de la pandemia.

El pasado miércoles se registró el fallecimiento de un bebé de cuatro días de nacido en Brasil a causa de una insuficiencia respiratoria tras nacer prematuramente.

El día siguiente se conoció el caso de una bebé fallecida en Bolivia que permaneció durante una semana ingresada en la unidad de cuidados intensivos después de ser diagnosticada de coronavirus.

El Departamento de Salud de Filipinas todavía no ha confirmado en su boletín diario la muerte del bebé en Lipa, hasta el día de ayer registraron 4.195 casos, 221 pacientes fallecidos y 140 recuperados.

En la isla más grande de Filipinas, Luzón, la población permanece en estricta cuarentena desde el pasado 17 de marzo, en esa zona se ha producido el principal foco de coronavirus en el país.

Según las autoridades, la cuarentena en Luzón se postergará hasta el próximo 30 de abril.

Rodrigo Duterte, presidente filipino, decretó el pasado lunes la extensión de la cuarentena en Luzón, donde habitan 57 millones de personas, más de la mitad de la población total de Filipinas.

De acuerdo con las autoridades sanitarias, falta mucho para contener la curva de contagios, cada día aumentan los casos de pacientes contagiados en Filipinas, mientras el país aumenta su capacidad de hacer la prueba diagnóstica.

El gobierno filipino anunció que a partir de la semana que viene realizarán pruebas diagnósticas masivas para aislar a los pacientes que den resultado positivo a coronavirus, incluyendo a los asintomáticos. Las autoridades aseguraron que habilitarán laboratorios en todo el país y llegarán centenares de test donados por China, Corea del Sur y Brunei.

Hasta este viernes se han registrado en el mundo 1.631.310 de pacientes contagiados con coronavirus y 98.401 fallecidos.

Es tiempo de elevar nuestras plegarias para pedir por las familias afectadas por esta pandemia, compartamos un mensaje de solidaridad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!