“Mírame, mírame” – La madre de Diana Quer se enfrenta al hombre que acabó con la vida de su hija

Diana López-Pinel, la madre de Diana Quer, la joven asesinada en agosto de 2016 se enfrentó a José Enrique Abuín, el hombre que acabó con la vida de su hija mientras comparecía en el juicio que comenzó este lunes.

La madre de Diana se acercó al acusado y le gritó: “Mírame, mírame”, hasta que de pronto apareció una funcionaria de los juzgados para intervenir. La agarró con fuerza y la detuvo estirando su brazo.

De esta forma terminó la escena en la que Diana López quiso enfrentarse al asesino confeso de su hija, mientras que él ni siquiera levantó la cabeza.

Para la madre de Diana fue muy duro estar en el mismo espacio que el hombre que cometió el crimen contra su hija de apenas 18 años.

En la sesión de este martes primero declaró Juan Carlos Quer, quien se refirió al acusado diciendo que ni siquiera merecía el calificativo de ‘hombre”, detalló las devastadoras consecuencias a las que se enfrentó él y su familia después de la desaparición de su hija.

Sobre todo, para su hija menor,Valeria Quer, quien tenía 16 años al momento de la muerte de Diana.

Relató que la adolescente incluso se había hecho 14 quemaduras en su cuerpo con un mechero como consecuencia del trauma que sufre desde la pérdida de Diana. Además, resaltó que no tenía vida social por temor a salir y que se había visto obligada a abandonar sus estudios.

Posteriormente declaró Diana López-Pinel, quien había dicho antes de entrar al juzgado que no quería estar en el mismo lugar que José Enrique Abuín pero tampoco quería compartir el mismo espacio que su ex esposo.

Recientemente, ella denunció a Juan Carlos Quer por presuntos malos tratos y mantienen una relación de discordia y enfrentamientos.

Ángel Pantín, presidente del tribunal, no permitió que Diana López-Pinel denunciara antes de declarar que había llegado al juicio “en blanco” porque el abogado no le permitió consultar nada del sumario.

Después se tranquilizó y respondió a las preguntas hechas por la Fiscalía y por su abogado, aunque le gritó al acusado: “Tú sabes bien si mi hija era frágil. ¿Verdad Chikilín?”.

Tras declarar, se sentó en los asientos reservados para el público para ubicarse en un extremo opuesto a donde estaba su ex esposo.

Colocó la silla a pocos metros del acusado y cuando el presidente de la sala anunció que había concluido la sesión se levantó para enfrentarse a ‘El Chicle’.

De inmediato, una funcionaria la apartó mientras María Fernanda Álvarez, abogada del acusado, no dejaba de ver la escena.

Mañana continuará el proceso judicial del mediático caso, comparte este avance.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!