«Gané al COVID-19” – Se recupera del virus y hace una donación que salva a otros pacientes

Todos estamos familiarizados con los síntomas del COVID-19. Sin embargo, son señales fáciles de confundir con un resfriado común y esto hace que muchos tarden en darse cuenta de lo que realmente les está sucediendo. Un día Jason García comenzó simplemente a tener congestión nasal y tos.

Jason trabaja como ingeniero aeroespacial.

Al principio, pensó que no se trataba de nada grave así que simplemente continuó con su vida normal. Un par de días después, los síntomas se habían vuelto un poco más fuertes.

Presentó dolores de cabeza y una fiebre muy alta que le produjo escalofríos. Estaba claro que había llegado la hora de llamar a su médico.

Jason está casado y tiene una bebé de 11 meses de edad.

En cuanto explicó los síntomas a su médico, este le indicó que fuese al hospital para realizarse una prueba COVID-19.

Allí le confirmaron lo que tanto temía: tenía el virus y lo mejor era mantenerse aislado. En aquel entonces, llegó a temer por su vida pero afortunadamente todo salió bien. Con el paso de los días, los síntomas de Jason desaparecieron por completo.

James se recluyó en la habitación de invitados y en su oficina marcadas con cinta azul.

Desde el hospital le indicaron que podría salir del aislamiento 72 horas después de no mostrar ningún síntoma; pero él quiso ser un poco más precavido y permaneció 5 días más.

Se encontraba muy feliz de haber ganado la batalla contra el letal virus y compartió lo sucedido a través de sus redes sociales. En cuanto la noticia se dio a conocer, lo contactaron para saber si donaría su sangre.

Jason y su familia viven en California, Estados Unidos.

En algunos lugares están realizando experimentos con el plasma de los pacientes que se han recuperado por completo. Una transfusión a los pacientes más delicados, puede ayudar a salvar sus vidas.

Todavía se trata de un procedimiento meramente experimental, pero Jason no dudó un segundo en ayudar a los demás.

En el plasma sanguíneo de los sobrevivientes parece haber un serum que funciona como anticuerpo ante el COVID-19.

La cruz roja se encargó de tomar su sangre y desde entonces su plasma fue transferido a tres pacientes. Tan sólo unos días después, el paciente que se encontraba mucho más grave empezó a mostrar claras señales de mejorarse.

“Salí victorioso contra este virus. Gané la batalla al COVID-19, celebró Jason dispuesto a ayudar a los demás.

Todavía son muchas las medidas que los especialistas de todo el mundo están tomando para luchar contra el coronavirus mientras esperan la llegada de la vacuna.

Todavía es algo pronto para saber cuál es el mejor camino para luchar contra esta enfermedad, pero de lo que no cabe duda es que si todos aportamos nuestro granito de arena; lograremos salir muy pronto de esta ardua batalla.

El acto de Jason puede llegar a salvar la vida de otros. Su historia merece ser conocida en el mundo entero. Comparte para agradecer su enorme dedicación.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!