Los contenedores de basura aparecen llenos de comida que desechan los compradores compulsivos

Después de que el confinamiento fuera declarado como medida para contener la propagación del coronavirus, decenas de personas se congregaron en las calles para llenar sus alacenas de los insumos necesarios para los días de encierro en casa.

Aunque más de un acumulador vio el momento oportuno para comprar cantidades exorbitantes

Ahora, semanas después de que se registrasen los primeros contagios de coronavirus, comienza a aparecer un síntoma peculiar de la histeria colectiva por el COVID-19 y que ha sido denunciado por muchos en las redes sociales.

Se trata de los acumuladores y dónde fue a parar todo lo que adquirieron como parte de las compras nerviosas y que no necesitaban

Los contenedores de basura de los ciudadanos en Gran Bretaña parecen la despensa de grandes restaurantes. Kilos de verduras y hortalizas, así como hogazas de pan están siendo desechadas de manera indiscriminada por aquellos que entre el desespero se adueñaron de la mercancía de los anaqueles en días pasados.

Los racimos de plátanos, así como piezas de pollo empaquetadas y aún sin abrir se están pudriendo en las calles de Gran Bretaña, y el hecho ha causado conmoción en las redes.

“¡Santo Dios! ¿Qué está pasando con la gente de este país?”, escribió John Currie en Twitter.

El pánico sobre el virus llevó a los británicos a acudir con desespero a los supermercados, pero ahora centenares de alimentos han sido desechados por los compradores compulsivos. Una situación realmente vergonzosa para más de uno.

“¡Debería nombrarlos y avergonzarlos! ¡Es vergonzoso! ¡Podrían alimentar a una familia que no tiene dinero! ¡Me enoja mucho!”, escribió Nicole.

Muchos supermercados han tomado medidas para evitar el acaparamiento, así como a los revendedores que han surgido en medio de la crisis. No obstante, los contenedores de basura llenos de alimentos en buen estado, aún siguen apareciendo.

«En las últimas 2 semanas, hemos visto un aumento del 30% en el desperdicio de alimentos recolectados de los hogares, el peso adicional es principalmente de alimentos frescos que se han quedado obsoletos y nunca fueron tocados, algunos todavía en envoltorios«, denuncio Sue Everett.

Toda esa comida que las personas están tirando podría servir para ayudar perfectamente a centenares de familias que hoy no saben cómo enfrentar la crisis ante sus escasos recursos económicos.

Además, en muchos estados de Gran Bretaña existen bancos de alimentos para necesitados a los cuales los acumuladores podrían llevar los empaques antes de pensar en tirarlos.

Sin embargo, una vez más este momento de crisis nos demuestra que no sólo la pandemia representa un gran peligro para nuestra sociedad sino el modo de pensar y proceder de más de uno.

Ayúdanos a crear consciencia, comparte esta noticia y dale una lección a todos los acumuladores. ¡Esa comida que desechan podría ayudar a otros, no la tiren!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!