La policía asegura que a Madeleine McCann le quitaron la vida según las últimas pruebas del caso

El pasado 03 de mayo se cumplieron 14 años de la desaparición de Madeleine McCann, una niña británica que fue vista por última vez en Praia da Luz, Portugal cuando estaba a punto de cumplir 4 años.

Sus padres, Kate, de 53 años y Gerry, de 52, se han aferrado a la esperanza de encontrarla con vida emprendiendo una campaña extraordinaria con alcance en todo el mundo, siempre procurando preservar la privacidad de sus otros dos hijos, los mellizos que dormían en la misma habitación que Maddie cuando desapareció.

Pero la última información de la policía alemana hace que cobre fuerza la peor de las hipótesis sobre lo que le ocurrió a la menor que estaría a punto de cumplir 18 años.

Christian Brueckner, alemán, de 43 años, es el principal sospechoso del caso de la niña, conocida cariñosamente como Maddie. Está en la cárcel por cometer un delito de abuso contra una mujer en el mismo lugar en el que desapareció Madeleine.

El hombre vivía en la misma zona en la que la familia McCann acostumbraba a disfrutar sus vacaciones en verano.

La fiscalía ofrece pruebas concretas que lo incriminan y apuntan al lugar en el que cometió el crimen, aunque no pueden revelar todas las pruebas que han recaudado hasta este momento.

Según las autoridades, a finales de este verano se podría hacer la acusación formal y se realizará una reconstrucción de los hechos con la información de un testigo clave.

Brueckner habría raptado a la menor reteniéndola durante un tiempo en su apartamento en Praia da Luz, y después atentaría contra su vida deshaciéndose del cuerpo.

A pesar de que una de las hipótesis manejada por las autoridades apunta a que el sospechoso trasladó a la menor a Alemania, la policía encontró pruebas en la vivienda del sujeto en Portugal.

En la vivienda propiedad de Brueckner, hallaron un sótano que había sido tapiado.

El fiscal Hans Christian Wolters, dijo en una entrevista que presume que Maddie fue asesinada en Portugal y aseguró que se siente muy optimista sobre la resolución de este mediático caso.

Asimismo, dijo que los agentes alemanes encargados de la investigación creen que Maddie murió en Portugal.

“No puedo revelar el tipo de evidencia que se nos ha dado, no es forense, puedo decirles eso, pero es una nueva evidencia circunstancial que se suma a la teoría de que Brueckner es el responsable de lo que pasó”, declaró el fiscal.

El caso de Madeleine McCann es uno de los más mediáticos en las últimas décadas, los padres de la niña han trabajado incansablemente para dar con el paradero de su pequeña que este año se convertiría en mayor de edad.

Finalmente, este año se podría presentar una acusación formal contra el sospechoso de la desaparición de Maddie después de tantos años de angustia y de incertidumbre para la familia.

La noticia causa revuelo en la opinión pública, 14 años después el caso será resuelto y aunque sea con el peor desenlace para Maddie, ofrece consuelo a sus padres que podrán cerrar un ciclo de tanta incertidumbre. Comparte este avance.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!