Hallan un sótano oculto en el jardín del sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann

Después de 13 años de angustia para Kate y Gerry McCann tras la desaparición de su hija Madeleine de 3 años, finalmente hay pistas sobre su caso, que se convirtió en uno de los más mediáticos del mundo.

Maddie fue vista por última vez en la habitación de un complejo turístico en Praia da Luz, Algarve, donde dormía con sus hermanos, la familia británica disfrutaba de unas vacaciones en Portugal.

Christian Brueckner, un ciudadano alemán de 43 años fue detenido recientemente como principal sospechoso de la desaparición de Madeleine, vivía en la zona cuando desapareció la menor. El sujeto es de nacionalidad alemana y ha sido condenado a 43 delitos.

La policía de Alemania sigue buscando pistas del caso y ha encontrado un sótano oculto en los cimientos de un edificio en Seelze, cerca de Hannover, donde vivía Christian.

Según los vecinos, el cobertizo de madera fue demolido a finales de 2007 o 2008, meses después de la desaparición de Madeleine.

Los investigadores buscaron pistas en el lugar acompañados de perros entrenados para operativos de búsqueda especiales. Han retirado losas de materiales de construcción en las labores que han realizado durante dos días en el jardín.

Wolfgang Kossack, de 73 años, propietario de la vivienda adyacente a la antigua casa de Brueckner, relató que él había estado fuera de ahí en el año 2007.

“Recordé su rostro cuando vi las fotos suyas en las noticias. Recuerdo su camioneta y sus perros. Me había olvidado por completo de él hasta entonces. Christian tenía el jardín junto al mío. Llegó en 2007 y se fue un año después. Me dijo que estaba viviendo fuera. Nadie sabía que el sótano estaba ahí, él nunca hizo jardinería ni se interesó por cultivar nada, él solo se sentaba a tomar cervezas”, relató el vecino.

“En ese momento había un edificio en el jardín, era una pequeña estructura de madera con solo una habitación para almacenar herramientas y otras cosas, pero tenía una cocina. El edificio no era realmente una vivienda, podría llamarse cobertizo. Tenía una bodega y debajo había cimientos. Fue destruido en 2008”, agregó.

Los medios de comunicación alemanes informaron este martes que la policía descubrió el sótano debajo de una estructura demolida hace mucho tiempo.

Brueckner, quien permanece detenido una cárcel al norte de Alemania, es sospechoso de la desaparición de Madeleine McCann.

El pasado mes de junio, Kossack, un amigo suyo, aseguró que le confesó que tenía una bodega en su propiedad que quería reformar con láminas de metal.

Kossack agregó que Christian desapareció en el año 2008 y que más nunca volvió a verlo, comentó que a veces en ese lugar lo acompañaba una mujer joven que presume que era su novia.

En una oportunidad, le comentó a su vecino sus intenciones de mudarse a otro país de Europa.

“No me dijo a qué país exactamente. Tenía una furgoneta VW Transporter y la aparcaba al lado del jardín, incluso vivió dentro del vehículo, el auto estaba registrado en Hannover y él no pagaba los impuestos por tenerlo.

Le pregunté en qué trabajaba y me dijo que era mecánico de automóviles, le dije que entonces por qué no reparaba la furgoneta porque goteaba diesel en el suelo, me dijo que alguna vez lo solucionaría”.

El vecino está consternado por todo lo que ha sucedido. “Lo siento mucho por los padres de Madeleine McCann, espero que puedan descubrir lo que le pasó a su hija”.

Hasta el momento 100 oficiales se mantienen en el lugar investigando junto a perros cavadores y rastreadores.

Se espera que consigan más pistas que incriminen al sospechoso de la desaparición de Madeleine y respondan todas las intrigantes de este caso. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!