La cuarentena por coronavirus la obliga a decirle a su abuelo que se casa a través de un vidrio

El coronavirus ha causado estragos en el mundo, muchas familias se han visto obligadas a permanecer separadas por las medidas de confinamiento establecidas en muchos países.

En algunos casos, algunos miembros se han quedado aislados incluso en otro continente con la angustia que se vive ante la pandemia sin poder viajar para reencontrarse con sus seres queridos.

Carly Boyd, de 22 años, visitó a su abuelo en el Centro de Vida y Rehabilitación Premier en Lake Waccamaw, aunque no pudo entrar a verlo por las medidas de seguridad adoptadas para frenar los contagios de coronavirus.

Así que la joven se limitó a saludar a su abuelo a través de su ventana, él estaba descansando en su cama cuando su nieta apareció, no solamente quería saludarlo, tenía una importante noticia que darle.

Su novio le propuso matrimonio mientras disfrutaban un día de playa y no podía dejar de contarle a su abuelo que se había comprometido.

“Realmente quería poder decírselo a mi abuelo porque tiene demencia y no hay ningún teléfono al que tenga acceso. Quería hacer el esfuerzo para decírselo”, relató Carly.

El personal de la residencia le ofreció la opción de levantar sus persianas para que ella pudiera hablarle desde la ventana y ella accedió diciéndole que le encantaría.

Gennie Parnell, administrador de la institución, capturó las imágenes del emotivo momento en el que Carly le mostró a su abuelo su anillo de compromiso.

Durante su conversación ella y su abuelo colocaron sus manos una frente a la otra a cada lado de la ventana.

En el rostro de Carly se veía la tristeza que sentía por no poder abrazar a su abuelito en un día tan especial para ella.

“Fue muy emocionante, Dios mío, solo tenía tantas ganas de llorar, fue muy especial. Me conmoví mucho y me puse muy triste, puse mi mano en la ventana y él también la puso allí.

Le acabo de decir que lo amo y él me dijo: ‘Yo también te amo y espero verte pronto”.

Las restricciones para disminuir la propagación del coronavirus se enfocan en mantener a salvo a los que pertenecen a grupos vulnerables, tal como el abuelo de la joven.

Carly está estudiando para convertirse en enfermera, tiene una gran vocación de servicio. Su novio, Trevor Sellers, le pidió matrimonio mientras caminaban juntos en la playa en North Myrtle Beach en Carolina del Sur.

“Comenzamos a caminar hacia la playa y él comenzó a decirme cuánto me amaba, poco después me di cuenta de lo que planeaba cuando se arrodilló y me pidió matrimonio. Estaba muy emocionada, los dos lloramos”, escribió Carly.

El coronavirus no impidió que esta nieta y su abuelo compartieran la feliz noticia. El personal de la residencia de mayores está haciendo todo lo posible para asegurarse de que los residentes puedan comunicarse con sus seres queridos a través de llamadas, videollamadas y visitas a la ventana.

“Me alegra que me hayan permitido ver a mi abuelo, incluso bajo las circunstancias de este virus, aún podía decirle que estoy comprometida”, escribió Carly en una publicación en su perfil de Facebook.

Planea casarse el próximo año y espera que pueda hacerlo en compañía de todos sus seres queridos. Comparte esta emotiva escena.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!