«Este es el final, quiero ver a mis hijos” – Se despide a los 90 años con COVID-19 y se recupera

Debido a la difícil situación que atraviesa el planeta en los últimos tiempos a causa de la pandemia de COVID-19, los familiares ni siquiera pueden despedirse de sus seres queridos víctimas de la infección por coronavirus.

Geneva Wood es su juventud

Geneva Wood, una venerable dama de 90 años y residente de la ciudad de Washington, Estados Unidos, sentía que el aire de sus pulmones poco a poco se iba agotando. Estaba segura de que era el final del camino, así que decidió despedirse de sus seres queridos.

Sabemos que resulta mucho más difícil superar una enfermedad a tan avanzada edad, sus pulmones se estaban llenando de líquido, sentía que se ahogaba; para ella eran los últimos minutos de vida y así lo entendió y lo aceptó con entereza. Sin embargo, el caprichoso destino tenía otros planes muy distintos para la abuelita.

Geneva Wood

“Le dije al médico, este es el final. No voy a lograrlo y quiero ver a mi familia. Y ese era mi único deseo: poder volver a hablar con mis hijos”, contó Wood en una entrevista a los medios.

La ancianita ya había perdido casi por completo su capacidad de articular palabra, por lo que su médico accedió de inmediato a su petición y llamó a sus hijos para que fueran a verla y acompañarla en su lecho.

Y así lo hicieron. Sus hijos acudieron preocupados al llamado y al verla allí, convaleciente, presintieron también el inminente final, ya que Wood apenas se estaba recuperando de un derrame cerebral previo a la infección.

“No pensamos que lo lograría, pero debíamos seguir adelante y estar con ella mientras aún podía hablar con nosotros”, dijo su hija, Cami Neidigh.

Sin embargo, sorprendentemente el milagro de la vida se hizo en esta luchadora que sobrevivió a la Gran Depresión y la Segunda Guerra Mundial. ¿Por qué entonces habría de rendirse tan fácilmente ante el coronavirus? Si bien lo pensó y lo aceptó, esto no sucedió.

A los 90 años y gracias a los cuidados intensivos y la terapia, Geneva aprendió a vivir de nuevo, literalmente hablando.

Después de su rehabilitación en el Centro de Cuidado de Vida de Kirkland, todo lo que quiso decir lo dijo con un nuevo aire de vitalidad en sus palabras y, enhorabuena, logró superar la enfermedad.

“Tosí mucho. Tenía problemas para respirar, estaba cansada. Solo quería dormir, descansar y dejarme ir en paz. Luego fui allí para terapia, la cual me proporcionaron. Lo que el personal hizo por mí fue algo maravilloso”, dijo Wood, agradecida.

Asimismo, la paciente confiesa nunca haberse sentido tan agotada en la vida, pero ya en la tranquilidad de su hogar y al calor de sus seres queridos, Geneva celebra haber sobrevivido al COVID-19 que, como es sabido, resulta mucho más letal en las personas de avanzada edad como ella.

¡Es una campeona!

Según ha trascendido a través de diversos medios de comunicación, 55 personas vinculadas con el hogar de cuidado de ancianos Life Care murieron, muchas incluso más jóvenes que Geneva Wood.

Pero, la verdad es que esta campeona está feliz de haber regresado de lo que parecía una muerte segura, ya que ahora podrá disfrutar más del tiempo que le reste de vida con su familia. Esto sucede cuando en Estados Unidos se han registrado más de 504.780 casos confirmados de infección por el nuevo coronavirus.

Esta historia abre una ventana a la esperanza, no te expongas ni expongas a los tuyos innecesariamente a este flagelo. Por favor, quédate en casa. Pronto tendremos tiempo de sobra para abrazarnos y demostrarnos cuánto nos queremos. Comparte

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!