En el hospital celebran la recuperación de una paciente de 95 años que le ganó al coronavirus

Esta pandemia ha afectado la vida de todos, los ojos del mundo están puestos en el comportamiento de esta terrible enfermedad, rogando que los números de contagiados vayan en descenso y los pacientes sanen por completo.

Ya no es un secreto que el coronavirus es de muy fácil propagación y que las complicaciones de su contagio afectan a los adultos mayores, quienes son los más vulnerables.

Cada paciente recuperado es una vida rescatada de las garras de este virus y es un motivo para celebrar una gran victoria, tal como pasó con Alma Clara Corsini, una abuelita de 95 años, residente de Fanano, cerca de Módena, Italia, quien superó esta pandemia.

Alma es la paciente más longeva de Italia que logró ganarle la batalla al coronavirus y ahora es testimonio de que las personas de edad avanzada pueden superar esta enfermedad.

No hay palabras cuando tras días difíciles y angustiantes el resultado de la prueba del coronavirus de un paciente que estuvo en estado grave finalmente es negativo.

“Buenos médicos, estaré en casa en un tiempo”, expresó Alma tras su curación.

El personal sanitario del hospital Pavullo celebró con mucho orgullo la recuperación de esta abuelita que desde el 05 de marzo estuvo ingresada.

Desde que Alma llegó a la emergencia por COVID-19 y durante su hospitalización fue atendida por un personal excepcional e incansable que siempre estuvo dispuesto a dar todo por los pacientes.

Los doctores Cinzia Cappi, especialista en enfermedades infecciosas, María Cristina Fontana, responsable del semiintensivo y Alessandra Marrazzo, internista, en línea directa con el Dr. Giorgio Cioni, jefe de medicina interna, al igual que el resto del personal sanitario despidió a Alma tras darle el alta médica.

“Sí, sí, sí, estoy bien. Eran buenas personas las que me cuidaron, y ahora me enviarán a casa dentro de un rato”, dijo Alma.

Italia es uno de los países de Europa que actualmente está pasando por uno de sus peores momentos en el marco de los estragos provocados por esta pandemia. Solo el sábado pasado fallecieron casi 800 personas por la enfermedad.

El personal de salud trabaja arduamente para contener el avance del COVID-19, y salvar a los pacientes contagiados cumpliendo turnos de largas horas con pocos insumos.

El sistema sanitario está prácticamente colapsado, es por esto por lo que, las buenas noticias representan un rayo de esperanza dentro de toda esta trágica situación.

Comparte esta noticia, la imagen de la abuelita Alma es una luz en medio de tanto dolor, angustia y cansancio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!