Descubren que una nueva cepa europea del COVID-19 es más contagiosa que la original

Recientemente, se publicó un estudio hecho por un grupo de investigadores de la universidad china de Zhejlang, y de acuerdo con el resultado, informaron que el virus SARS-CoV-2 adquirió las mutaciones suficientes como para alterar sustancialmente su patogenicidad.

En esta oportunidad, un equipo de científicos del Laboratorio Nacional de Los Alamos en Estados Unidos certificó este trabajo y afirmó que lograron identificar una nueva cepa del coronavirus que se ha convertido en la más dominante en todo el mundo.

La nueva cepa es mucho más contagiosa que aquellas que se propagaron durante los primeros días de la pandemia. El resultado del estudio fue publicado en el servidor “biorXiv”.

Los expertos encargados de la investigación creen que los pacientes recuperados de COVID-19 pueden volver a infectarse y que las vacunas que están en desarrollo pueden ser ineficaces contra esta cepa.

Algunas cepas, especialmente las que llegaron primero a Europa y a Estados Unidos, podrían ser 270 veces más virulentas que las que se propagaron durante las primeras semanas del origen de la pandemia en China.

En febrero surgió la nueva cepa en Europa y emigró a la costa este de Estados Unidos, desde mediados del pasado mes de marzo es la variante del virus que más predomina en el mundo.

Los riesgos de la nueva versión del coronavirus

Bette Korber, encargado del estudio, advierte que esta cepa no solamente se propaga con más rapidez y facilidad, sino que es capaz de que los pacientes recuperados sean vulnerables a ser infectados por segunda vez.

Los científicos señalan que la mayoría de las investigaciones que se dedican al desarrollo de tratamientos y vacunas se han basado en las primeras secuencias genéticas del virus, obtenidas poco tiempo después de su origen.

Así que temen que esos tratamientos y vacunas no resulten efectivos contra la nueva cepa del SarsCov-2.

En caso de que el virus siga sufriendo mutaciones en los próximos meses, podría resistir a los primeros tratamientos médicos y vacunas diseñadas desde las primeras cepas del virus.

Lo más preocupante es que la efectividad del tratamiento y las vacunas estaría en juego.

Aunque el estudio no especifica que esta nueva cepa del virus sea más letal, sí han comprobado que los pacientes infectados presentan mucha más carga viral que el resto.

Asimismo, determinaron que la nueva versión del virus se propaga con mucha más velocidad, según los investigadores, esto podría causar que los pacientes recuperados puedan infectarse por segunda vez incluso después de desarrollar los anticuerpos.

¿Cómo surgió la mutación?

La mutación que caracteriza esta cepa se enfoca en las espículas que sobresalen de la superficie del virus y que les permiten incorporarse a las células humanas.

Según los científicos, sentían que era necesario alertar de manera temprana la situación para que quienes están desarrollando tratamientos y vacunas puedan tenerla en cuenta. Es importante que tanto los tratamientos como las vacunas puedan ser efectivos contra la nueva cepa.

Además, el estudio comprobó que en todos los lugares en los que apareció la nueva cepa se infectaban muchos más pacientes que en donde solo se propagaba la versión anterior del virus salido de Wuhan.

El dominio de esta versión del virus sobre las cepas anteriores comprueba que es mucho más infecciosa, hasta el momento no han podido comprobar la causa.

¿Cómo realizaron la investigación?

El estudio se hizo desde el análisis computacional de más de 6.000 secuencias de coronavirus de todo el mundo recolectadas por una iniciativa de Alemania para compartir datos sobre Influenza.

Los investigadores comprobaron cómo la nueva versión terminaba por convertirse en la más dominante.

Lograron identificar 14 mutaciones distintas en el genoma del coronavirus constituido por 30.000 pares de bases de ARN, aunque se enfocaron en la D614G, la responsable de los cambios de los picos del virus.

Korber escribió: “Es una noticia difícil. Nuestro equipo ha podido documentar esta mutación y el impacto que ha tenido en la transmisión solo gracias a un esfuerzo global masivo de personas, clínicas y grupos experimentales que logran que las nuevas secuencias del virus estén disponibles tan rápido como se pueda”.

El informe de la investigación, que tiene 33 páginas, ofrece detalles de cuándo surgió la nueva cepa del virus, cómo se propagó en el mundo y cuándo se convirtió en la versión más dominante.

Italia fue uno de los primeros países en ser afectado por la nueva cepa del coronavirus desde la última semana de febrero.

De igual forma, la cepa original del virus llegó a Washington a finales de febrero, pero desde el 15 de marzo, fue sustituida por la nueva cepa, lo mismo que ocurrió en Nueva York.

Comparte esta importante información, debemos conocer todas las actualizaciones de la pandemia que ha causado una crisis sin precedentes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!