Los hospitales preparan las salas de UCI para una segunda ola de contagios de COVID-19

En España se han registrado 219 mil personas contagiadas de coronavirus y 25.613 fallecidos, desde el pasado 02 de mayo el país ha entrado en una fase de desescalada en la que los ciudadanos pueden salir a ejercitarse y caminar según intervalos horarios establecidos según la edad.

A pesar de que las cifras de fallecidos diarios han descendido considerablemente no descartan una nueva ola de contagios.

Este martes 05 de mayo, después del Consejos de Ministros, Salvador Illa, ministro de Sanidad, anunció que aprobaron una nueva prórroga del estado de alarma hasta el próximo 24 de mayo.

Es la cuarta prórroga del estado de alarma que restringe la actividad comercial, educativa y la circulación de los ciudadanos para reforzar la fase de desescalada.

En las últimas 24 horas se han registrado 867 contagiados y 185 fallecidos por coronavirus.

Los intensivistas tienen la previsión de prepararse ante una segunda ola de contagios que puede producirse. Aunque aseguran que el personal del área de cuidados intensivos requiere un descanso después del estrés emocional al que han estado sometidos tras hacer jornadas hasta de 12 horas continuas.

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc), explicó a los medios de comunicación cómo deben prepararse las unidades de cuidados intensivos ante el posible repunte de los contagios.

Las plantillas de estas unidades han sido ampliadas, pero ellos alegan que deben mantener un número superior al que había antes de la propagación del coronavirus para que puedan garantizar el descanso del personal.

Respecto a los equipos, los especialistas solicitan que exista un stock de al menos el 200% más de lo requerido normalmente. Además, piden que se habilite un sistema de reposición continuo y que se ejecute desde que comiencen a ser ingresados los nuevos infectados.

Los médicos piden que se tomen acciones sin esperar a que se desborden las unidades de cuidados intensivos, tal como ocurrió cuando se propagó la pandemia.

De acuerdo con la información de Semicyuc, la respuesta de las autoridades debe ser más precoz que hasta la fecha, exigen sistemas de monitorización que anticipen los escenarios a corto y mediano plazo, así como indicadores dinámicos.

Asimismo, dicen que los indicadores deben complementarse con sistemas de información clínica que permitan medir el trabajo asistencial y obtener datos reales que muestren cambios y alarmas en tiempo real.

Piden una respuesta global del sistema sanitario y una redistribución de los recursos.

Los médicos que forman parte de esa organización dicen que en esta fase de desescalada deben revisarse las medidas de prevención sobre los familiares de los pacientes infectados, y permitir la comunicación directa, así como la oportunidad de solucionar los problemas estructurales que lo impidan.

La noticia ha causado preocupación en parte de la población que teme que se produzca otra ola de pacientes contagiados con coronavirus. Comparte esta información.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!