Un grupo de científicos halla 40 mutaciones de COVID-19 provenientes de Europa

Los virus están siempre mutando. Hay muchas cuestiones abiertas sobre cómo será la progresión del COVID-19, pero una de las más inquietantes es si podría mutar hacia una forma más agresiva que aumentase la frecuencia del número de casos que cursan con síntomas graves. 

Recientemente, científicos en Islandia aseguran haber hallado al menos cuarenta mutaciones del virus y, curiosamente, siete de ellos se remontan a un partido de fútbol celebrado en la Premier League inglesa. 

El procedimiento conocido como secuenciación genética, permite a los investigadores rastrear hasta dónde se puede haber propagado el virus de manera que, en una campaña sanitaria realizada en todo el país nórdico, miles de personas se hicieron una prueba con hisopos para descartar el COVID-19

Se demostró que las cuarenta mutaciones se remontan a tres países fundamentalmente: Austria, Italia e InglaterraEn este último se descubrió que siete de las víctimas habían asistido a un partido de fútbol. 

El grave descubrimiento ha dejado al mundo aún más aterrorizado. En la “Tierra de la Nieve” se han contabilizado unos 600 casos de contagio hasta la fecha, con un lamentable fallecido. 

Estas variantes genéticas pueden actuar como las huellas digitales del virus para indicar en qué parte del mundo se originó. Podemos ver cómo mutan, y hemos encontrado cuarenta mutaciones de virus específicas de la isla”, dijo KáriStefánsson, director de DeCodeGenetics

Los escáneres han sido coloreados por artistas visuales médicos para diferenciar el virus de las células sanas. Los picos en el borde exterior de las partículas virales tienen forma de corona, lo que les da su nombre a los coronavirus

Por otra parte, las proteínas que forman estos picos también dan a los científicos la certeza de que este virus efectivamente se originó en murciélagos, y que las mutaciones a lo largo de su progresión evolutiva son las que hacen que pueda penetrar las células humanas, especialmente las respiratorias. 

Los virus acumulan mutaciones a medida que evolucionan, lo que puede o no hacer que se comporten de diferentes maneras. La mutación es un proceso biológico que habría permitido al virus atacar el cuerpo humano en primer lugar”, añadió el especialista islandés. 

Las autoridades de salud islandesas, junto con la firma de medicina genética DeCode Genetics, evaluaron a 9.768 personas, incluidas las diagnosticadas con el germen, así como a las sintomáticas y los grupos etarios de alto riesgo para el coronavirus.  

Unos 5.000 voluntarios asintomáticos se prestaron para realizar el estudio, 48 de los cuales, en realidad, dieron positivo. 

Rápidamente, científicos de todas partes del mundo coincidieron en que dichos hallazgos no eran para nada sorpresivos, ya que todos los virus acumulan mutaciones, pero pocos de ellos tienen consecuencias médicas graves 

Sin embargo, el estudio aún no se ha publicado, lo que significa que no ha sido examinado por todos los especialistas en enfermedades infecciosas. Más bien es algo que veremos mucho después de la pandemia.

Un escenario probable es que, en ese proceso de mutación y selección, acaben imponiéndose los mutantes menos agresivos, los cuales, al ser menos letales, podrán replicarse más tiempo en nuestras células sin necesidad de tener que buscar un nuevo individuo que infectar. 

Comparte esta historia con tus seres queridos y mantengamos la fe y esperanza. ¡Permanece en casa si puedes!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!