“Tengo 90 y no estoy lista para morir”– Responde a quienes proponen descartar a los ancianos

Varda Yoran es artista, tiene 90 años y se ha pronunciado con unas declaraciones que han causado conmoción. Ante la gran emergencia sanitaria que se ha desatado por la pandemia mundial de coronavirus, muchos protocolos establecen que los pacientes con enfermedades subyacentes y mayores de 75 años no sean atendidos con respiradores mecánicos en la unidad de cuidados intensivos.

La medida genera mucha polémica, en Estados Unidos, los miembros del partido republicado y algunos periodistas se han mostrado a favor del protocolo en el que los ancianos sean descartados para tratamientos especiales.

La artista asegura que nadie tiene derecho de determinar cuándo la vida de otro es valiosa.

“Solo porque tenga 90 años no implica que esté lista para morir. Nadie tiene derecho a descartarme”, dijo ella.

Cuando Varda tenía 82 años, fundió la Rose Art-Foundation, una organización benéfica que ha donado 800 sillones reclinables sobre ruedas para pacientes con movilidad reducida en Estados Unidos.

Ante el debate sobre la población anciana frente a la economía y la pandemia ella quiso alzar su voz:

“No soy desechable, y me entristece que haya personas que piensan que la edad determina si vale la pena o no salvar una vida humana”, escribió en un artículo publico en un medio de comunicación.

Ella respondió al planteamiento de que los ancianos han tenido una vida plena y larga y que debían ofrecerse como voluntarios para el escenario actual.

“Puedo decirles que mis seres queridos y yo queremos que viva por muchos años. Quiero asistir a la graduación de la escuela secundaria de mi nieto y ver a qué universidad asistirá.

Quiero ver a mi nieto mayor, quien está casado, convertirse en padre. Quiero continuar mi vida alegre. No puedo viajar tan extensamente como antes, pero quiero visitar Israel nuevamente. Solo porque tengo 90 años no significa que no tenga cosas para aprender y habilidades para perfeccionar «, escribió.

Además, aseguró que está creciendo como artista. Ha luchado por mantenerse ocupada en la pandemia, creó un club de filosofía a través de Zoom para analizar temas como la creatividad, la ira, el perdón, entre otros.

Confesó que ella ha vivido muchas experiencias durante sus nueve décadas. “A los 90 años, he vivido mucha historia, pero nunca he visto una situación como esta. Algunas personas pueden sugerir que, si muriera del coronavirus, al menos he vivido una vida larga y plena. Y sí, he vivido una vida plena”.

Yoran nació en China, sus padres judíos abandonaron Rusia después de la Primera Guerra Mundial, ella se mudó a Israel a los veinte años y treinta años después emigró a Estados Unidos.

Cuando tenía 50 años consagró su carrera como artista, cuando cumplió 70 perdió a su esposo. Con el paso de los años y la pérdida de sus habilidades motrices y las consecuencias de la vejez, sigue luchando por lo que quiere y procura tener la mejor calidad de vida posible.

“Tengo más limitaciones físicas y dolencias que las que elijo mencionar, pero eso no me detendrá. Nuestras vidas, nuestros sueños, nuestra productividad no terminan cuando cumplimos 65 años, una edad que la sociedad decidió que era el inicio de una etapa en la que las personas son ‘mayores’”, dijo ella.

Agregó que las personas pueden ser productivas y beneficiar al mundo, que son capaces de aportar su percepción adicional por su edad y experiencia.

“Creo que no se debe establecer un límite de cuándo la vida de una persona no es valiosa”, resaltó.

Mientras que los miembros del partido republicano opinan muy diferente. Dan Patrick, el vicegobernador de Texas, causó polémica el pasado mes de marzo asegurando que todos los abuelos del país estarían dispuestos a sacrificar sus vidas por el bien de la economía.

El ex presentador de Fox News, Bill O’Reilly también se expresó al respecto, aseguró que algunos ancianos que han muerto por coronavirus de todos modos estaban en sus últimos años de vida.

“Muchas personas que están muriendo, tanto aquí como en todo el mundo, estaban en su última etapa”, dijo Bill.

Yoran condenó contundentemente su mensaje calificándolo como insensible, escribió:

“Tengo 90 años y espero que termine la cuarentena. Mientras siga siendo creativa y rodeada del amor de la familia y los amigos, mientras siga disfrutando de la vida, nadie tiene derecho a descartarme”, dijo la artista.

Las palabras de esta artista han conmovido a muchos, no te vayas sin compartir su mensaje.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!