Rompen el confinamiento para aglomerarse alrededor del árbol donde apareció la imagen de Cristo

A medida que los contagios por coronavirus aumentan en diversos países del mundo, son más los gobiernos que deciden tomar medidas contundentes para combatir la pandemia a través del confinamiento.

Sin embargo, en una comunidad colombiana los ciudadanos han decidido romper las restricciones para ver con sus propios ojos lo que ellos catalogan como un verdadero milagro.

En el barrio José Antonio Galán de la ciudad de Magangue, en el norteño departamento colombiano de Bolívar, la figura de un cristo ha aparecido en la corteza de un tronco de ceibo para despertar la fe entre los fervorosos creyentes.

La figura apareció la noche del 29 de marzo y de inmediato despertó la curiosidad de más de un transeúnte que terminaron siendo dispersados por las autoridades.

El asunto despertó el interés de periodistas locales como Rafael Rodríguez, quien cubrió por sí mismo una transmisión en vivo para un medio colombiano y pudo constatar la fe que se siente en el lugar entre las personas que acudieron a ver el cristo en el árbol.

«Decenas de personas están reunidas aquí. Están aquí para ver la figura de lo que dicen o creen que es la imagen de Cristo, se han olvidado del coronavirus y actualmente están aquí mirando esta escena», puntualizó Rodríguez en la transmisión.

En las imágenes que capturaron y han comenzado a circular en Internet se observa lo que se asemeja a un Jesús con los brazos extendidos hacia las ramas del árbol, tal como es conocido por su imagen en el madero donde fue crucificado.

Este hecho le ha henchido el corazón a más de uno y quienes se acercan demuestran una fe desbordada por la divinidad de la aparición.

«Se puede ver claramente, y todo el mundo está orando y pidiendo para ser curado de este mal y porque la ciudad sea protegida», dijo la comerciante vecinal Agustina Díaz.

Este es el mismo árbol de ceibo durante el día.

A pesar de la fe de muchos devotos, para las autoridades el asunto se ha convertido en una verdadera preocupación.

Ellos temen que el lugar se convierta en un sitio de peregrinación en tiempos en los que cada quien debería mantenerse en casa y que, más difícil aún, nuevos creyentes comiencen a llegar de otras zonas para contemplar por sí mismos a este Cristo.

Actualmente el presidente colombiano Iván Duque Márquez extendió la cuarentena hasta el 27 de abril, así que están prohibidas las congregaciones en sitios públicos. Todos deberían mantenerse en casa pero esto está siendo un problema para, el alcalde de Magangue, Carlos Cabrales y la policía local.

Por su parte, el obispo del lugar no se ha manifestado sobre el extraño suceso y se mantiene confinado en la casa parroquial.

Si bien el suceso es bastante curioso y despierta la fe en más de un devoto, esperamos que las personas puedan atender a la prudencia y eviten este tipo de aglomeraciones; quizás sea preferible orar desde casa.

Comparte esta noticia e invita a tus amigos a detallar por sí mismos estas imágenes recordando la importancia de cumplir con las medidas de confinamiento.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!