Rinden emotivo tributo a Alyssa, la niña que murió con sus padres en el accidente de Kobe Bryant

La muerte de las 8 víctimas en el accidente de helicóptero que viajaban junto a Kobe Bryant, cuando se dirigían a un entrenamiento de baloncesto, sigue causando conmoción.

Tras 8 días de lo sucedido, son muchos los que se han solidarizado no sólo con la familia de la estrella de la NBA, sino con las otras familias también.

Ellos también dejaron a hermanos, padres y esposos llorando su muerte, y es justo que reciban el más sentido de los homenajes.

Así ha sucedido con la pequeña Alyssa Altobelli, de 13 años, quien perdió la vida de mano de sus padres: John Altobelli, de 56 años, un reconocido entrenador de béisbol del equipo Los Piratas, de Orange Coast College, y de Keri Altobelli, de 46 años.

La noche del jueves pasado, cientos de amigos de Alyssa y familiares se reunieron en Mariners Park, en Newport Beach, California, para rendirle tributo en un emotivo homenaje con el que fue imposible contener las lágrimas.

Alyssa Altobelli fue recordada por su gran sonrisa, su risa contagiosa y sus esperanzas de algún día jugar baloncesto para la Universidad de Oregon.

Sus compañeros de octavo grado de la Escuela Intermedia Ensign, donde ella estudiaba, organizaron una sentida vigilia con velas, mientras recitaban poemas que Alyssa había escrito cuando era más pequeña y sonaba su música favorita.

«La vida es increíble. Y luego es horrible. Y luego es sorprendente otra vez. Y entre lo asombroso y lo horrible, es ordinario, mundano y rutinario. Respira lo asombroso, aguanta lo horrible y relájate y exhala durante lo ordinario”, leyó una estudiante.

«Si ella sonreía, otras personas siempre sonreían a su alrededor», dijo Ellie Robinson, una amiga. «Era respetuosa. Sabía cómo manejarse. Sabía qué decir. Era agradable, era divertida».

La emocionada multitud llenó un campo de béisbol para la vigilia a la luz de las velas para Alyssa

Todos sus compañeros se presentaron vestidos de verde y amarillo, en honor al sueño de Alyssa de convertirse en un «pato de Oregon».

También era conocida como amante de los animales y sus amigos recordaban con cariño el momento en que se llevó a casa a las tortugas de su salón de clases porque pensó que estaban siendo maltratadas. Ella estaba decidida a ser veterinaria.

Encendieron velas en forma de número 5, el número de Alyssa, y lanzaron linternas con mensajes en honor a ella.

También encendieron nueve linternas, una para cada una de las víctimas que murieron en el accidente, escritos por sus propios compañeros. Un momento que hizo derramar lágrimas sin control.

Los cielos eran rosados ​​y dorados por el sol poniente mientras sus compañeras y las compañeras de su hermana, sostenían las velas encendidas.

La emotiva ceremonia fue un canto a la corta pero intensa vida de Alyssa: siempre sonriente, amante de los animales, de la vida, de las pequeñas cosas…

Helicopter crash victim Alyssa Altobelli remembered in emotional vigil

14-year-old Alyssa Altobelli, who died in the same helicopter crash that killed Kobe Bryant and his daughter Gianna, was remembered at an emotional candlelight vigil. https://cbsn.ws/2OfFVFI

Publiée par CBS This Morning sur Vendredi 31 janvier 2020

La camiseta número 5 de la escuela, que Alyssa llevaba como jugadora de baloncesto, fue retirada. Sus compañeros, devastados por no tenerla más en el aula de clases, le han dejado notas su escritorio, seguros que desde arriba las guardará en su corazón por siempre.

Enviemos un mensaje de solidaridad a sus hermanos que se han quedado solos batallando la pérdida de 3 miembros de su familia. Y recuerda siempre decir cuánto amas a los que te rodean. ¡Comparte esta noticia!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!