El parricida de Getafe mató a sus 2 hijos antes de encerrarlos en la habitación que incendió

José Alberto Gálvez, de 46 años no había sido objeto de denuncias por malos tratos ni tenía antecedentes penales. Su esposa confirmó que no estaban en trámites de separación, aunque algunos agentes policiales aseguraron que tenían intenciones de divorciarse.

Nadie se explica qué pasó por su mente para asesinar a su hija Marina de 8 años y Alejandro de 13 y después quitarse la vida.

Según los resultados de las autopsias practicadas a los niños se pudo conocer que la causa de la muerte fue ahogamiento, confirmando que el padre los ahogó en la bañera, primero a la niña y luego al niño.

Los cuerpos de los dos niños y del padre han permanecido en el Instituto Anatómico Forense de Madrid, se pudo conocer que en el interior de los pulmones de los pequeños hallaron agua, pero no ninguna sustancia relacionada al efecto de las llamas.

Después trasladó sus cuerpos al dormitorio donde prendió fue en el colchón y cerró las puertas de la casa antes de salir a la estación de Cercanías de Getafe Industrial donde se lanzó a las vías del tren para suicidarse.

Los vecinos alertaron a los servicios de emergencia del incendio, sobre las 20 horas del martes, de inmediato llegaron los bomberos y la madre de los niños quien les abrió la puerta.

Tras extinguir las llamas que solo provenían de la habitación de matrimonio hallaron los cuerpos sin vida de los niños, la madre en medio de una crisis de ansiedad gritaba que la dejaran entrar para rescatarlos.

Poco después, se reportó la muerte de un hombre por arrollamiento en la estación de tren y comprobaron que se trataba del padre de los niños, quien tenía con él sus documentos de identidad.

VER TAMBIÉN:  Asesinan a una mujer embarazada en México para robarle a su bebé

Tenía además una nota donde confesaba haberlos matado, la carta está a disposición del Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional encargado de la investigación del crimen.

Raquel M. M., madre de los niños declaró que su marido no tenía ninguna razón aparente para asesinar a sus hijos, salvo “que se le haya ido la cabeza”.

Personas allegadas a la familia aseguraron que el padre se dedicaba al cuidado de Alejandro, quien tenía parálisis cerebral.

LS

La madre estuvo hasta altas horas de la madrugada en dependencias del Ayuntamiento.

“Por consejos de los psicólogos, debía estar en un ambiente acogedor para recibir la noticia del fallecimiento de sus hijos, así como las circunstancias en las que se produjo, y la vinculación de su marido”, relató la alcaldesa Sara Hernández.

Resaltó que Raquel es muy conocida en Getafe por su lucha para defender los derechos de su hijo y de todos los niños con pluridiscapacidad, creó una fundación y organizaba eventos deportivos por la causa.

Es una horrible tragedia que ha enlutado el corazón de todos, estaremos atentos a la evolución de este caso. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!