«No me puedo quedar en casa” – El drama de las personas que viven en la calle ante la pandemia

El covid-19 no para de causar estragos en el mundo entero. Muchos países siguen en cuarentena y las autoridades recuerdan a sus ciudadanos la importancia de tomar medidas de prevención.

Son muchas las recomendaciones que se han dado a conocer pero en algo están de acuerdo todos los expertos: debemos lavarnos las manos constantemente y permanecer en casa tanto como sea posible.

Se estima que en Londres hay casi 300 mil personas sin hogar.

Lamentablemente hay personas para las que la medida de quedarse en casa simplemente no es una posibilidad. Todos hemos sido afectados de alguna u otra manera ante esta inesperada situación.

«Yo no me puedo quedar en casa», eso es lo que dicen muchos indigentes, no quieren incumplir las medidas pero realmente no tienen un techo en el que puedan resguardarse.

Muchas empresas y comercios comienzan a sufrir inesperadas pérdidas, algunos se sienten realmente alejados de sus familiares. Sin embargo puede que nadie se encuentre actualmente en tanto peligro como las personas que no tienen hogar.

“Son personas muy susceptibles. Por desgracia, muchos de ellos están siendo trasladados de un lado a otro por los policías”.

Acostumbrados a vivir en refugios, en aceras de la calle o en los bancos de un parque; ellos no tienen la opción de aislarse en un lugar seguro. Este tipo de crisis nos recuerdan la importancia de apoyar a los más necesitados.

Esto es algo que sabe muy bien Jorawar Singh Rathour, uno de los fundadores de la organización Homeless Welfare Team.

Jorawar ha repartido los kits en la ciudad de Londres.

El mundo entero lleva ya meses luchando contra el coronavirus pero todavía nadie ha tomado medidas para auxiliar a las personas sin hogar. Jorawar decidió tomar el asunto en sus propias manos. Comenzó a recaudar dinero para la compra y repartición de pequeños kits para el coronavirus.

Cada empaque tiene un costo aproximado de dos dólares.

Después de todo, se trata de personas que pasan sus días enteros en la calle y que por lo tanto están mucho más expuestos a sufrir el virus y a seguir propagándolo a los demás.

No cuentan con los fondos para cuidarse ni tampoco con un techo donde aislarse en cuarentena.

Los kits tienen antibacterial, jabón, pañuelos, un poco de comida  y botellas de agua.

También ha dejado volantes con la información básica sobre cómo detectar los primeros síntomas y qué hacer en caso de que la situación se vuelve mucho más grave. Muchas vidas lograrán salvarse gracias a su enorme corazón.

No te vayas sin compartir esta nota. Todos podemos seguir el ejemplo de Jorawar y ayudar a quienes más lo necesitan en estos tiempos de crisis siempre cumpliendo con las medidas de seguridad.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!