Muere por coronavirus la bebé de 5 meses de un bombero tras una lucha que inspiró a todos

Nadie estaba preparado para enfrentar esta pandemia que ha sorprendido al mundo. Tristemente son muchos los que no han logrado sobrevivir a este virus mortal.

Son miles y miles las familias que hoy se visten de luto, es una experiencia que nadie hubiese deseado vivir, tal como le pasó a Jerel La Santa, un bombero de Nueva York, y a Lindsey La Santa tras la muerte de su pequeña hija de cinco meses a causa del COVID-19.

Jay-Natalie La Santa, quien fue apodada como la “Princesa Guerrera” por su gran espíritu de lucha contra el virus, desafortunadamente falleció el lunes 20 de abril.

La lucha de esta Princesa Guerrera ha sido motivo de inspiración de muchos. Sus padres recibieron mucho apoyo por parte de la comunidad.

Jerel y Lindsey planearon hacer un servicio fúnebre virtual en Facebook Live el 02 de mayo como agradecimiento por las innumerables muestras de solidaridad.

«Una de las peores experiencias como padre es pasar por la pérdida de un hijo», anunció con tristeza el presidente de la FDNY Hispanic Society, José A. Prosper.

Aunque Jerel es el más nuevo del Departamento de Bomberos y de la FDNY Hispanic Society, se ha sabido ganar el aprecio y el cariño de todos.

Para ayudar a estos padres devastados por la muerte de su pequeña crearon una página GoFundMe para ayudar con los pagos de las facturas del hospital.

«Tenía a mamá y papá alrededor de su dedo meñique y ella lo sabía», dice la página de GoFundMe para la familia.

En la publicación de puede observar una emotiva foto de Jerel con su uniforme sonriendo junto a su esposa mientras sostienen en brazos a su pequeña, hoy convertida en ángel.

“Era una persona pequeña con una gran personalidad. La llamamos la Princesa Guerrera porque luchó contra el COVID-19 como si no fuera asunto de nadie”, dice la publicación.

Sus padres siempre estuvieron con su pequeña apoyando su lucha contra ese mortal virus, pero lamentablemente no pudieron vencerlo.

“Su lucha ha inspirado a todas las enfermeras, médicos y miembros del personal que la conocieron. Cumplió su propósito y fue llamada a la casa del Señor el 20/04/2020. Pensamos que íbamos a tener un bebé, pero a cambio ahora tenemos un ángel», dice la página.

Gracias a la generosidad de la gente, la recaudación de fondos superó la meta de 30.000 dólares. El jueves por la tarde las donaciones ya habían superado los 30.730 dólares.

En medio del dolor, estos padres quieren advertir a otros para que no subestimen el alcance del coronavirus y se mantengan en casa cumpliendo las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud.

Ayudemos a crear conciencia sobre esta grave situación sanitaria compartiendo esta historia, con un mensaje de solidaridad a la familia de la pequeña.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!