“Se enojó y se fue a la segunda planta”- El escándalo de Luis Miguel en un exclusivo restaurante

El cantante mexicano Luis Miguel este año emprendió una gira por varios países de Sudamérica y ciudades de Estados Unidos, después de cumplir la agenda de sus conciertos estuvo en Acapulco descansando.

Reapareció en una zona exclusiva junto a su pareja la modelo y bailarina Mollie Gould.

De acuerdo con la información de la periodista de la revista “Quién”, Ana María Alvarado, el cantante causó gran alboroto mientras estaba en un restaurante del puerto mexicano.

Luis Miguel estaba cenando con su novia en el Harry’s Steakhouse & Raw Bar, en la Riviera Diamante, en ese lugar se encontraba la periodista, quien reseñó que está más delgado y ha mejorado su apariencia.

Pero, además, hubo un gesto del artista que llamó la atención de todos los presentes, se trata de su reacción cuando uno de sus fans le pidió que se hiciera una foto junto a él.

Desde que los comensales notaron la presencia del artista los invadió la emoción por conocerlo y hacerse selfies, fue tanto el furor, que ni siquiera lo dejaron comer.

“No lo dejaron ni disfrutar la comida, pobre. Ser famoso debe ser difícil. No podía hacer nada, porque todos lo veíamos… de hecho creo que, porque le tomamos fotos, se enojó y se fue a la parte de arriba. Se levantó, se me quedó viendo y se fue… La gente se paraba frente a su mesa para captarlo en vídeos.

Él les pedía que lo dejaran cenar y que después les permitía hacerse fotos, pero nadie respetó su solicitud”, relató la periodista.

El cantante se vio obligado a pedirle al personal del restaurante que lo ubicaran en la segunda planta, finalmente, lo trasladaron a esa área que fue restringida para evitar que la gente le incomodara.

Entre las personas que se mostraban enardecidas por hacerse una foto con Luis Miguel, hubo alguien que sí logró su objetivo. El comediante Javier Carranza, que se hizo famoso en México por recrear a un personaje conocido como “El Costeño”.

A pesar de que Luis Miguel accedió a hacerse la foto con él estableció una condición: que no se mostrara su rostro.

Le pidió que no exhibiera su cara y entonces el comediante publicó la imagen, pero cubriendo el rostro de Luis Miguel con un Emoji para respetar su deseo.

La foto no tardó en hacerse viral en las redes, aunque el rostro del cantante está tapado, igual sus seguidores lo reconocen.

No se ha podido aclarar si la petición que le hizo Luis Miguel al comediante está relacionada a las críticas que recibió hace dos meses por las fotografías difundidas en las redes en las que se le notaban las canas y el cambio que había sufrido su rostro por las cirugías estéticas.

El cantante se ha caracterizado por preocuparse por su aspecto físico y tener un afán de mantenerse joven. Recientemente se le ha visto junto a su novia, quien lo ha acompañado durante toda la gira.

Actualmente, está descansando para continuar con la grabación de la segunda temporada de su serie autobiográfica transmitida en Netflix.

El pasado mes de agosto, Luis Miguel visitó el restaurante de los padres del actor y modelo Sebastián Rulli ubicado en España mientras hacía su gira por Europa. En el perfil de Instagram del establecimiento compartieron una foto del cantante mexicano junto a los padres de Rulli.

Una vez más Luis Miguel da de qué hablar en una aparición pública. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!