Los científicos piden apoyo en la investigación sobre el uso del enjuague bucal contra el COVID-19

Hasta hace pocos días un lavado correcto de las manos, el uso de antibacteriales y mascarillas parecían ser los únicos aliados para la lucha contra el COVID-19.

Sin embargo, ahora los científicos están advirtiendo sobre un nuevo producto de higiene personal que podría ser más eficaz para eliminar el virus, una vez que lo hayas empleado.

Se trata de los enjuagues bucales, cuyos componentes son potenciales destructores del virus mortal.

Según un nuevo informe, los productos químicos del enjuague bucal son capaces de dañar la membrana protectora del coronavirus antes de que este llegue a infectar las células humanas.

Con anterioridad se había mencionado que el coronavirus es uno de los virus clasificados como “envueltos”, es decir que está cubierto por una capa de grasa que lo protege pero que a su vez es vulnerable a ciertos químicos. Por ese motivo, desde la OMS se ha insistido en el uso constante de jabón o antibacteriales con más de un 70% de alcohol.

Aunque hasta la fecha no existan evidencia médicas de que los enjuagues bucales tengan efecto preventivo, un equipo de investigadores internacionales insisten en que su uso puede ser beneficioso para destruir la capa más externa del virus evitando que alcance la parte más profunda de la boca y garganta de la persona.

Según el estudio dirigido por la Universidad de Cardiff, hay una clara urgencia de estudiar los enjuagues bucales que existen en el mercado, por ser estos «área poco investigada pero de gran necesidad clínica».

Esta investigación está respaldada por especialistas en lípidos, expertos en atención médica y virólogos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cardiff. Además de otros profesionales de las universidades de Nottingham, Colorado, Ottawa, Barcelona y el Instituto Babraham de Cambridge.

Sede de la Universidad de Cambridge en Inglaterra.

La profesora Valerie O’Donnell, autora principal del estudio y codirectora del Instituto de Investigación de Inmunidad de Sistemas de la Universidad de Cardiff, dio unas breves declaraciones sobre el nuevo descubrimiento.

“En experimentos de probeta y estudios clínicos limitados, algunos enjuagues bucales contienen suficientes ingredientes virucidas conocidos para atacar eficazmente los lípidos en virus envueltos similares. Lo que aún no sabemos es si los enjuagues bucales existentes son activos contra la membrana lipídica del SARS-CoV-2”, dijo O’Donnell,

Estos científicos insisten en la necesidad de evaluar a profundidad el uso de estos productos de higiene con mira directa hacia la prevención del coronavirus. Sin embargo, la OMS ha alertado sobre la falta de evidencias al respecto.

«No hay evidencia de que el uso de enjuague bucal proteja de la infección con el nuevo coronavirus», sentenció la Organización Mundial de la Salud.

Para estos científicos, ciertos componentes comunes en los enjuagues bucales ayudarían a destruir la capa protectora del virus 

De forma directa han mencionado el efecto que tienen la clorhexidina, el cloruro de cetilpiridinio, el peróxido de hidrógeno y la povidona yodada, en la prevención de infecciones.

Estos investigadores no sólo exhortan a un estudio minucioso sobre el enjuague bucal, sino a la necesidad de terminar con el virus destruyendo su capa protectora antes de que contagie el organismo de la personas.

Otro aspecto que consideran fundamental, es el hecho de que esta membrana no cambie a medida que el virus muta. Por tal motivo atacarla de forma directa sería una gran solución para inactivar al coronavirus.

Esta posibilidad surge como una nueva esperanza frente a la lucha contra el COVID-19 y merece una evaluación clínica, por tratarse de un área poco explorada. Por tales motivos es importante que surjan más proyectos en este ámbito que ayuden a acelerar cualquier investigación al respecto.

Esperamos este tipo de investigaciones sean apoyadas por los gobiernos y la propia Organización Mundial de la Salud. Comparte esta información.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!