La reina Letizia protagoniza un escándalo tras dejar de usar su alianza de matrimonio

La reina Letizia vuelve a captar la atención de los medios de comunicación desde que se comprobó que dejó de usar su anillo de bodas y el que le entregó el rey Felipe para pedirle matrimonio.

A pesar de los rumores y especulaciones sobre la presunta crisis matrimonial que ha motivado a la reina a no utilizar las joyas que simbolizan su unión con el rey Felipe, su decisión no está asociada a problemas de pareja.

Al parecer, no es fanática de las joyas, tal como lo ha demostrado desde que es miembro de la familia real española.

El pasado mes de mayo, en la celebración del XV aniversario de bodas de los reyes de España, una reconocida revista ofreció un recuento de lo que había ocurrido con las joyas que la reina Letizia usó en su boda.

Según la información del reportaje, la reina habría tomado la decisión de dejar de usar su alianza matrimonial porque los constantes apretones de manos en eventos públicos le causaban lesiones en el dedo.

Así que dejó de utilizar el anillo de bodas en el 2012, aunque sí ha exhibido desde entonces en alguna ocasión su anillo de compromiso.

Los periodistas especializados Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta, publicaron en 2012 un libro titulado, “Urdangarin. Un conseguidor en la corte del Rey Juan Carlos”, se enfocaron en Iñaki Urdangarin, esposo de la infanta Cristina de Borbón y ex jugador de hándbol.

En el año 2011, él protagonizó un escándalo conocido como Caso Nóos, centrado en delitos de corrupción.

Casualmente, desde que esos hechos salen a la luz, la reina Letizia dejó de usar sus anillos. Según la versión del libro, el antiguo socio del ex duque de Palma, Diego Torres, relató que el rey Felipe escogió en anillo de compromiso para Letizia a través de un catálogo de la joyería Suárez y le pidió a Iñaki, su cuñado, que fuera a recogerlo en una sucursal de la tienda en Barcelona.

La infanta Cristina no podía acompañarlo, Diego Torres hizo la diligencia y convenció a Iñaki, cuñado del rey Felipe, de pagar la joya valorada en 3.000 euros con la tarjeta de Nóos, una fundación sin fines de lucro que ambos dirigían.

Así que pagaron el anillo y se lo entregaron al rey Felipe como si fuera un regalo. A pesar de que ni la Casa Real Española, ni la Joyería Suárez, se han pronunciado al respecto, se presume que esa es la razón por la que la reina dejó de usar el anillo.

El esposo de la infanta Cristina fue acusado por malversación, fraude y prevaricación, a Urdangarin lo condenaron tras las rejas y quien asumía el trono en ese entonces, el rey Juan Carlos, le retiró el título de duque de Palma.

Comparte este hecho que está dando mucho de qué hablar en las redes.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!